Un capitulo no es todo un libro…


Para Monserrat Hernandez Chavez

 

Hace unos días platicando con mi amiga Sofía comenzó a contarme acerca de un chico que le gustaba desde que ambos todavía íba en el CCH (cabe mencionar que de esto tiene poco más de dos años); me conto de lo emocionada que estaba días antes de la cita. Sin embargo el dia de la cita por la noche justo cuando regreso y le pregunte como le había ido me respondio que estaba desilusionada.

desilusion (1)

Al cuestionarle las razones de su desencanto, ella me contesto argumentando que después de haber salido y conocido a su prospecto en cuestión se dio cuenta que no era lo que ella esperaba. Y no porqué esté fuera un patán; sino porqué él es un estudiante de altas calificaciones aun cuando esto implicará que fuera demasiado “cerrado” en algunos conceptos referentes a la vida cotidiana (cosa que mi amiga no lo es).

desilusion 2

Sofía me conto que no volvería a salir con él, lo cual me hizo reflexionar un poco y le formulará algunas preguntas, entre ellas: “¡Si el hecho de no volver a verlo estaba relacionado con que se sintiera in merecedora de él?”, si la cita fue buena y él no era un mal prospecto ¿Por qué dejar de salir con él y cerrarse a la posibilidad de conocerlo un poco más? ¿Cuántas veces nos auto saboteamos a nosotros mismos metiéndonos el pie en nuestras relaciones con los demás solo por el prejuicio o el miedo a lo que vaya ocurrir en un futuro?

desilucion 5

¿Acaso cuando elegimos tomar y leer un libro somos capaces de predecir lo que ocurrirá y como terminará la historia con tan sólo leer el primer capítulo?

desilucioon 6
Algo similar ocurre en las relaciones interpersonales, es necesario quitarse los miedos, aventurarse y correr riesgos, conocer a la otra persona y dejarnos conocer; para así poder ir escribiendo la historia que nos leeremos a futuro para así poder decidir cuál es el final de la historia de ambos personajes y que decidimos hacer con cada uno de ellos.

desilucion4

En muchas ocasiones las primeras citas son totalmente lo opuesto a lo que esperábamos sucedieran, es más esto llega a ocurrir en un gran porcentaje de las relaciones debido a los nervios de los involucrados; sin embargo esto no es una decisión determinante de que eso ocurrirá en las próximas citas futuras.

desilucion 3

Albert Einstein decía que: “Si queremos dejar de obtener los mismos resultados, debemos de atrevernos a hacer cosas diferentes”. Y asi es con las relaciones interpersonales, muchas veces queremos salir de la zona de confort donde estamos habituados, pero esperamos que las cosas cambien por si solas sin darles oportunidad a que sucedan.

Hay que dejar de prejuzgar, muchas veces no son suficientes unos minutos, unas horas, una plática o una cita con una persona para poder decir si la queremos o no dentro de nuestra vida. Hay que atrevernos a abrir las puertas de la comunicación y de la confianza hacia los demás si realmente queremos tener gente nueva en nuestra vida; esto último a veces cuesta trabajo, no siempre es fácil y no siempre resulta como nosotros esperábamos pero hay que atrevernos a correr riesgos. Por ultimo en cuestión de las relaciones interpersonales no hay nada escrito, es imposible predecir como terminarán nuestras historias con los demás, los capítulos los vamos escribiendo dia a dia con nuestros actos y nuestras palabras…

desilucion 7

 

Te deseo el valor, entendimiento, comprensión y sabiduría adecuada para poder determinar, marcar y defender aquello que necesitas en tu vida….

Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog.
en mi twitter: http://twitter.com/Tuittger
Escribe a: think.ger.think@gmail.com
Haz una pregunta en http://ask.fm/TuittGer
busca y agrega el grupo y la pagina en Facebook: Thinkger.wordpress.com

Como no te voy a querer…


Hace tiempo cuando estaba a punto de ingresar a estudiar a la licenciatura en la UNAM (cabe resaltar que la mayoria de mis amigos son egresados de dicha institución). Mi amiga Cecilia me dijo: “Ir en la UNAM te cambia la vida…”  Y así fue.

La primera vez que pise un CCH (CCH Oriente) y la Facultad de Estudios Superiores (FES Zaragoza) fue una experiencia diferente a lo que había tenido la oportunidad de experimentar en otros colegios (nivel bachillerato). Para empezar por que tanto en el CCH como en las preparatorias se cumple el principio de libertad de la UNAM. Haciendo de los estudiantes seres autónomos, independientes y responsables de su formación académica.

Hoy es el primer día de clases para todas las instituciones pertenecientes a la UNAM (ENP´s, CCH´s y Facultades). Tanto para los alumnos de nuevo ingreso. como para muchos de mis compañeros hoy serán sus primeras clases en las escuelas que fueron seleccionados, para otros será su cuarto año dentro del CCH… Independientemente de cual sea el caso la experiencia será la misma en ambos casos. Todos nos enfrentaremos a toparnos con nuevas caras, compañeros distintos a los que estábamos acostumbrados a frecuentar, conocer nuevos profesores y diferentes modos de enseñanza a los que estábamos acostumbrados.

Sea cual sea el caso, el motivo de este post es el mismo… Querer desearles que en este nuevo ciclo escolar que nos esforcemos por ser mejores de lo que fuimos en años pasados, usemos al máximo de nuestras capacidades para poder aprovechar los conocimientos que adquiéranos, saquemos el potencial de nuestros profesores para que podamos aprender mas de lo suficiente. No nos conformemos con lo que se nos ofrece, investiguemos, trabajemos
y luchemos por alcanzar lo que queremos. El mundo allá afuera necesita gente que constantemente se esté renovando, que este aprendiendo cada día… Aprovechemos el lugar que nos ofrece la UNAM y el hecho de poder pertenecer a ella.

Luchemos por hacer cada día una mejor versión de nosotros mismos, por hacer algo que pueda beneficiar tanto a los demás como a las futuras generaciones que siguen por que así como nosotros las ayudemos así en un futuro nosotros dependeremos de ellas… Luchemos por ser lo que queremos, por hacer la escuela que queremos y tener el país que soñamos.

Les deseo que este ciclo escolar este lleno de conocimientos que nos hagan crecer, experiencias que nos hagan madurar, personas que nos toquen el corazón cambiando nuestras vidas, memorias dignas de ser recordarlas en un futuro, celebraciones al lado de personas que amamos, risas, juegos, música, libros, películas, áreas, escenarios, enseñanzas, personas, ventura, felicidad, … Porque todo aquello nos ayuda a ser lo que somos y nos enseña lo que realmente es importante en esta vida, , Vivir con “V” mayúscula.

Recordemos que la lucha por alcanzar lo que llaman felicidad es una batalla diaria que comienza con la libertad de elegir como queremos ver las cosas que nos suceden. Que se construye mostrando entereza integra hacia nuestros ideales y haciendo con esfuerzo, pasión y entrega lo que nos gusta hacer.

Les deseo lo mejor de lo mejor en este nuevo ciclo escolar y mucho éxito en este nuevo curso en sus vidas. Y para mis amigos y compañeros sepan y recuerden que pueden contar conmigo cada vez que lo necesiten.

” POR MI RAZA HABLARA EL ESPIRUTU…”

Lección de Fotografía No.1 : “El Encuadre”


El miércoles de la semana pasada asistí a mi primera clase de fotografía urbana. Haciendo un poco de retrospectiva referente a  los conceptos básicos, se hablo del encuadre. Tomando eso como una idea para crear una analogía, me inspiro a escribir lo siguiente:

Dentro de la fotografía existen una serie de conceptos básicos y necesarios que son primordiales para poder tener una buena composición y aprender a obtener buenas tomas. Uno de esos conceptos clave es el encuadre.

La definición del encuadre en términos de un fotógrafo podría interpretarse como el siguiente: “Es la captura de la realidad exterior eligiendo y organizando los elementos que formarán parte del contenido de la imagen, es decir en otras palabras, todo aquello que el fotógrafo sitúa dentro de la fotografía y la porción del escenario que elige captar. ”

Siendo objetivo a pesar de que se puedan obtener una serie de pasos que nos enseñaran la teoría sobre como poder encuadrar una imagen. Al final el artista como tal puede elegir usar o desechar tales conceptos para construir un propio modelo personal de imágenes.

Pero si nosotros mismos fuéramos fotógrafos profesionales y nos pidieran tomar una escena que refleje nuestra vida diaria. Que nos permita desnudar nuestra alma con el espectador y que le explique cual ha sido nuestra visión de ver la vida.

¿Qué cosas erigirías capturar en una fotografía y por que?
¿Qué pondrías dentro de tu encuadre?
¿Qué cosas y personas conformarían tu composición?
¿Permitirías que las personas que te han hecho daño o herido estuvieran dentro de esa toma? ¿Retratarías aquellas situaciones y/u objetos que te traen recuerdos de sufrimiento y dolor?

Independientemente de lo que hayas decidido capturar para reflejar lo que ha sido tu experiencia de vida. Creo que cada instante cada uno de nosotros elige lo que quiere llevar consigo y cargarlo por el resto de sus días.

Si para ti una persona o circunstancia te hizo daño y te hirió es evidente que eso te marcara de por vida y que afectara tus relaciones y experiencias a futuro, cuando veas relacionado algo que te este pasando en ese instante con lo que te marco hace años.

Existe un dicho que dice: “Nadie puede cambiar, borrar una letra, o arrancar una pagina del libro de su vida. Pero siempre podrá aventar el libro al fuego.”

Entiéndase que lo que nos sucedió en el ayer, siempre estará con nosotros en nuestra memoria. Pero depende de nosotros si preferimos guardarlo como una experiencia que nos enriqueció de algo, que nos permitió la capacidad de aprender, de luchar. O si preferimos conservarla como un recuerdo traumático que nos limite y nos impida hacer muchas cosas el resto de nuestra vida. O mejor aún suprimir ese recuerdo, pero sin olvidar la enseñanza que nos dejo.

Cada quien como fotógrafo de su propia  vida decide que escena tomar y compartirla con los demás, si le damos mas importancia a lo que nos hirió, a quienes nos lastimaron. Eso será lo que quede plasmado en nuestra fotografía y lo que hable de nosotros sin que siquiera pronunciemos palabra alguna.

Y esa colección de diapositivas son las que nos representaran ante los demás, las que hablaran de nosotros y las que nos llevaremos de viaje con nosotros a cualquier lugar donde vayamos hasta el último de nuestros días.

Es necesario detenernos un momento para tomar en cuenta que cosas nos sirven y que cosas ya no son necesarias en nuestra vida. Elegir que queremos exponer dentro de nuestra fotografía y que queremos dejar fuera de nuestro encuadre, por que no nos es útil seguirlo mostrando al mundo.

Decidir hacia donde queremos apuntar nuestra camara, si hacia el pasado o hacia el presente. Enfocar aquello que queremos tomar, deshacernos de lo que no queremos que forme parte de nuestra escena. Sacar del marco aquello que simplemente ya no quremos o ya no nos sirve. Apretar el obturador sin miedo al resultado y esperar a que salga la imagen final.

Y vamos que diablos si la primera foto no nos queda a la primera, volver a intentarlo, apretar el obturador una tras otra… cinco, diez, quince… cuarenta veces. Citare una frase de Minor White  que dijo mi profesor en clase: “Siempre estoy fotografiando todo mentalmente para practicar”.

Así que:
¿Ya decidiste que vas a encuadrar antes de apretar el obturador?
¿Que cosas quieres dejar fuera de tu encuadre?
¿Estas preparado para apretar el obturador?

Tres… dos… uno…

GERARDO M. SANTAOLALLA

Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog. Escribe a: think.ger.think@hotmail.es  ó en mi twitter: http://twitter.com/ThinkGer