Reflexiones en el metrobus (1)


“El amor infantil sigue el principio: Amo porque me aman.
El amor maduro obedece al principio: Me aman porque amo.”

“La paradoja del amor es, ser uno mismo, sin dejar de ser dos.”

ERICH FROMM


Para mis sobrinos Mariana, Eduardo, Ivonne y Michelle
 quienes con sus opiniones me ayudaron a escribir este post.
PD. LOS AMO

AMOR…

Hace unos días escribí una reflexión en mi muro de Facebook inspirado por el gran maestre Julio Cortázar:

“El amor es como el fuego. Para poder encenderlo debemos tener el material adecuado para provocarlo en el momento en el que lo necesitamos.
No solo basta encenderlo, tenemos que cuidarlo para que no se acabe demasiado pronto y hay que estarlo alimentando constantemente para que la llama se mantenga encendida hasta que ya no pueda hacerlo más.
Pero debe ser un fuego perfecto, que no solo alumbre, ni solo caliente. Sino que sea capaz de de dar Luz y calor a la vez.”

Pero en realidad….

¿Qué es el amor?

Creo que el amor es uno de esos conceptos que no tienen y nunca podrán tener una definición adecuada para poder ser definidos, ya que cada persona tiene una percepción distinta acerca de él. Ya que en tan solo esas cuatro letras pueden resumirse tantas y tantas cosas…

Para mi el amor es la fuerza mas cabrona que existe y que hace girar a este mundo. Porque si no tenemos amor, no tenemos anda, no somos nada… El amor sería el equivalente como el prana en la religión hindú. Por el amor somos y por el amor estamos aquí y ahora en este momento.

El amor es lo que nos hace levantarnos por la mañana con una sonrisa en el rostro, el que nos hace buscar y encontrar colores en las cosas que parecieran tan comunes. El aliciente que nos hace encontrar una chispa de felicidad en la monotonía, el que nos impulsa a querer romper la rutina. El que nos hace creer que somos capaces de cambiar este puto mundo, quien nos hace tener la esperanza en que todo puede ser mejor algún día.

Para los neuropsicologos y bioquímicos el amor es una serie de sensaciones y estímulos que hace que se dilaten las pupilas, se acelere el ritmo cardiaco, la respiración se agite y el cerebro comience a producir una mayor segregación de sustancias como lo son: la serotonina, la dopamina, las endorfinas y la oxitocina entre otras.

Para los filósofos el amor se divide en 4 tipos: ágape, eros, filos y tanatos. Y tiene su raíz principal en el deseo humano del otro, o de los otros… “solamente deseamos aquello que no podemos poseer”.

Desde el punto de vista psicológico social el amor es la elaboración de un proyecto de vida interpersonal en común con otra persona. Involucrando sus proyectos personales sin afectarse mutuamente entre si.

Para los diseñadores, mercadologos, publicistas el amor es el mayor producto mercadológico que vende… y vende mucho. Su principal logotipo es similar a dos gotas de agua invertidas unidas en su centro que forman una figura geométricamente simétrica.

Para los cineastas, en el gran objeto alrededor del cual se pueden entretejer y crear miles de historias.

Para los artistas el amor es la pasión, la intensidad con que se hacen las cosas, la inspiración, la creatividad… El arte en su más puro estado de expresión.

Para los abogados, el amor es el primer paso hacia firmar un contrato temporal entre dos seres, que solo puede terminar siendo anulado en algún otro momento por otro contrato firmado acondicionado en mutuo acuerdo de los dos involucrados.

Para las personas que ven y valoran tanto su tiempo como su dinero, el amor es el amor es una perdida de tiempo y como tal una perdida de ingresos. Por tal motivo esas personas no tienen tiempo para el amor.

Para los budistas el amor es la única manera ejecutable para poder alcanzar la iluminación, no depende ni se enfoca en solo una persona sino que es una manifestacion hacia las personas, la naturaleza y lo que rodea al ser humano y de ese modo asegurar la transmutación en un ser superior en las próximas encarnaciones.

Para mis sobrinos, el amor es: el juntar todo lo que tienes a tu alcance para poder regalarle algo a esa persona que te gusta, cantar canciones románticas en la regadera y en todo momento, cuidar de esa persona cuando se siente bien y cuidar doblemente a esa persona cuando se siente mal o esta enfermo, dejarle a esa persona que quieres la ultima porción de algo que te gusta, esperar con ansia  que llegue el momento en que te puedas encontrar con esa persona, dejar de pensar en ti para ponerte a pensar en alguien más.

Independientemente de la religión con que se vea, el libro de  la biblia contiene varios conceptos e ideas acerca del amor. Pero hay uno en particular que me gusta  y que resume en cierta forma mi idea en cuanto al concepto del amor se refiere:

 “El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta…”
(1 Corintios 13:7)

Como se darán cuenta el amor es algo tan c0mplejo de poder explicar, ya que cada persona lo piensa y lo vive de manera diferente. Sin embargo todos en algún momento de nuestra vida lo hemos sentido e independientemente de nuestra condición y/o estado civil o emocional actual en estos momentos. Nuestra existencia ya habrá valido la pena a estas alturas solo por el simple hecho de conocer y saber de lo que trata el amor.

Y PARA TI… ¿QUÉ ES EL AMOR?

Gerardo M. Santaolalla

Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog.
Escribe a: think.ger.think
@hotmail.es
en mi twitter: http://twitter.com/thinkger
ó busca y agrega el grupo en Facebook: Blog Thinkger

Anuncios

Reliquias del Tíbet


“Las reliquias vienen de maestros que entregaron sus vidas enteras a las prácticas espirituales que se dedican para el beneficio de todos. Cada parte de sus cuerpos y sus reliquias atesoran energía positiva para inspirar bondad y reducir negatividad…podemos ver el por qué estas reliquias son tan preciadas.”
— Lama Zopa Rimpoché, Director Espiritual del Proyecto Maitreya

Mahatma Gandhi dijo alguna vez: “No hay un camino para la paz. La paz es el camino”.  Hoy a años de que Gandhi dijera eso, parecería que la paz es algo de lo que todas las personas estamos carentes y buscamos poder encontrar en algún lado. A través de la meditación, cursos, yoga, ejercicios de respiración, la religión, mantras, oración, etc…

El caótico mundo que cada vez nos asfixia mas, hace un poco mas difícil la búsqueda interna por querer encontrar aquello que creemos haber perdido alguna vez. Pero que sucedería si descubriéramos que en realidad la paz nunca se fue de nosotros, sino que simplemente nos hemos olvidado como conectarnos y llegar hacia ella.

Cada día hay mas personas se están sumando a luchar por despertar  su conciencia a través de alguno de los múltiples modos que han existido en las diversas tradiciones y religiones que han existido en el planeta a través de los tiempos. Pero si hay algo que al menos en lo particular algo que yo  he descubierto y que me ha servido en mi camino espiritual personal es que si queremos tener paz no debemos de buscarla afuera, tenemos que hacerla surgir desde nuestro interior. Del mismo modo si esperamos tener amor, salud, dinero…  tenemos que comenzar a amar, aceptarnos, amarnos, confiar en lo que somos y descubrir lo que hay dentro de nosotros. Aceptarnos,  y poco a poco, gradualmente ir expandiendo ese amor, esa actitud, esos pensamientos y sentimientos y transmutarlos expandiéndolos hacia afuera. Solamente así las cosas por añadidura llegaran a nosotros. Pero todo comienza desde el interior.

 Hace cuatro años yo pase por un fuerte proceso de salud el cua ya conté en una publicación anterior. En febrero del 2009 me entere por una de esas extrañas formas de manifestación que tiene el sincrodestino y que la gente común solemos llamar “señales” y/o “casualidades” que se presentarían en el Antiguo Colegio de san Idelfonso la exposición “Reliquias del Tíbet”. Desde siempre (o mejor dicho desde que tengo uso de conciencia), he tenido una extraña pero amorosa fascinación por la cultura budista, sus enseñanzas y esta por más decirlo pero sus cuentos.

Las reliquias son esencialmente  “cuentas”  similares a perlas conseguidas de entre las cenizas de los maestros espirituales tras su cremación. Algunas de las reliquias fueron rescatadas de entre las estatuas en Tíbet donde habían sido encapsuladas durante miles de años antes de la ocupación china en 1959. Otras reliquias fueron donadas por museos y monasterios. Antes de exponerse, Lama Zopa Rimpoché certifica que las reliquias son genuinas.

 También hay utensilios budistas en la colección. Estas reliquias han sido coleccionadas y donadas por el Lama Zopa Rimpoché. En Marzo de 2001, Lama Zopa Rimpoché, el Director Espiritual del Proyecto Maitreya, sacó a la luz esta colección para una exhibición mundial. Desde entonces, estas reliquias sagradas han sido expuestas en templos, centros de meditación y otros lugares públicos alrededor del mundo.

Las reliquias viajarán por el mundo hasta que sean colocadas en el interior de la estatua de 152m del Buda Maitreya una vez completada que se ubicara en la India. Hasta entonces, es el deseo de Rimpoché que tanta gente como sea posible tenga la oportunidad de ver las reliquias en sus propias comunidades.

El propósito de la Gira de Reliquias del Templo del Corazón es inspirar a la gente de todas las diferentes tradiciones espirituales, o sin ninguna, de juntarse a experimentar las bendiciones de las reliquias.

Algunos beneficios de observar las reliquias, o al menos así lo dicen las personas allegadas a ellas es que: Ver las reliquias sagradas nos inspira a desarrollar nuestros corazones y mentes, a desarrollar la bondad amorosa y la compasión y a entender las enseñanzas espirituales. También dicen que el simple hecho de estar frente a ellas nos ayuda a quemar un poco el karma negativo que pudiésemos traer de vidas anteriores.

Las exhibiciones de la Gira de las Reliquias del Templo del Corazón están abiertas al público de forma gratuita, ofreciendo así la oportunidad extraordinaria de estar en presencia de tales objetos sagrados de valor incalculable.

 Debo admitir que si bien cuando asistí por primera vez a presenciar las reliquias tuve que esperar cerca de dos horas para poder verlas. Al estar frente a ellas la sensación que produjeron en mi fue tan maravillosa que no podría describirla con exactitud. Tendrían que vivirla para poder entender de qué se trata.

Por tercera ocasión las reliquias del Tíbet se presentaran en la ciudad de México.  En el Museo Soumaya de plaza Loreto. Si bien la exhibición durara tan solo una semana, les recomiendo ampliamente que si tienen el tiempo y la disposición acudan a verla, será una experiencia inolvidable. Si necesitan más información sobre en que lugares se estarán exhibiendo las reliquias, pueden visitar el sitio: http://www.maitreyaproject.org/es/relic/calendar.html

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“RELIQUIAS DEL TIBET”
de Marzo 23 al 1 de Abril del 2012
de 10am a 7pm  
Museo Soumaya
Plaza Loreto 
Av. Revolución y Rio Magdalena – eje 10 sur 
Tizapan, San Ángel
C.P. 01090
México
http://www.soumaya.com.mx/ 
Contacto: Tony Karam
Email: tonykaram@casatibet.org.mx
Teléfono:  55110802
Website: http://www.casatibet.org.mx/

¿Visitarías o visitaste la exhibición “ Reliquias del Tíbet ”?

Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog. Escribe a: think.ger.think@hotmail.es ó en mi twitter: http://twitter.com/thinkger 

La Luciérnaga


Para Juan Guadarrama Zaragoza
Por llegar en la forma más inesperada,
por las platicas, las letras y la buena musica.

En esta ocasión quiero compartir con ustedes un cuento que había creado hace ya bastante tiempo y compartido con algunos amigos cercanos. Le he hecho las correcciones necesarias y lo hago público con ustedes, esperando que sea de su agrado.

————————————————————–.


Había una vez…Un niño que deseaba poder tener una luciérnaga, exclusiva para él. Deseando poder guardarla, protegerla, alimentarla y cuidarla. Llevarla consigo en todo momento para mostrársela a los demás y que se dieran cuenta de lo hermosa que era su luciérnaga; sin embargo y muy a pesar del anhelo de este niño  el hecho de poseerla lo haria muy feliz, pero esto sería paradójicamente la principal causa de que su luciérnaga fuera perdiendo poco a poco su característico brillo hasta desvanecerse y morir.

Lo mejor que el niño podía hacer dadas las circunstancias, seria aprender de su luciérnaga. Compartir y disfrutar el momento junto a ella, admirar su belleza, observar su vuelo,  pero sobre todo contemplando y amando su propia libertad.

Corriendo la posibilidad de que  en cualquier momento la luciérnaga se fuera y no volviera a verla. Si ese hubiera sido el caso solo bastaría con recordarla en su memoria,  para que las imágenes, los recuerdos y el sentimiento vinieran hasta él donde quiera que se encontrara. Tendría que aprender a recordarla no con dolor, ni con temor, mucho menos con odio por haberse marchado y haberlo dejado solo… Solo habría que recordar recordar, recordar y recordar… Siempre con amor, acordarse que un día tuvo una luciérnaga, que la vio girar alrededor de él, que juntos compartieron un momento tiempo y espacio,  que pudo jugar con ella, la pudo admirar, enamorarse y amarla (aun cuando haya sido tan solo por un tiempo), que por ese pequeño casi cortísimo instante se dejó llevar y pudo ser muy feliz ya que sin tener que poseerla, la luciérnaga fue suya y él fue de ella… la vio volar, brillar, batir sus alas, contemplando su brillo y que fue ese mismo brillo el que ilumino su oscuridad.

Si es que algún día la luciérnaga lo extraña y/o lo necesita, o tal vez el efecto de la sincronicidad de ambos es demasiado fuerte, la luciérnaga volverá a su lado o tal vez sea él nosotros quien la reencuentre en algún otro momento en su vida.

Si por otro lado las circunstancias fueran adversas,  a lo que su corazón anhela… Y no volviera a verla. En su vida se llegara a encontrar con alguna otra especie que le permita disfrutar de ella. Pero siempre llevara en la mente, en el alma y en el corazón a su primera luciérnaga.

¿Le entendieron?

Gerardo Mendoza Santaolalla
2011

—————————————————————-

Si aprendemos a disfrutar la llegada de cada persona que ha llegado a nuestra vida, nos damos la oportunidad de disfrutar su estancia y aprendemos la lección que cada cada individuo ha aportado a nuestra vida. La vida sera una bendicion, un aprendizaje y una nueva experiencia cada dia.

Si nos aferramos a los recuerdos, a las circunstancias y a las personas solo guardaremos recuerdos, dolor y sufrimiento. Que nos limitaran impidiéndonos crecer, que limitara nuestro vuelo y que terminaran por apagar nuestro brillos.

Existe una regla que nos acompaña desde el primero y hasta el ultimo de nuestros días: “Todos somos maestros y aprendices”. Si estamos concientes de esta regla entenderemos que cada persona que entra a nuestra vida ha llegado por alguna razón. Y que del mismo modo solo estará por algun tiempo. Disfrutaremos el presente y descubriremos el desapego.

Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog. Escribe a: thinkger@groups.facebook.com en mi twitter: http://twitter.com/ThinkGer 

¡ Vive la vida !


Aprendes a vivir, poniendo en pausa el tiempo en tus ojos.
Hay un mundo afuera que te espera… solo para tí.”
Miró – “Aferrate”
(Tema de entrada de la teleserie “Bienvenida Realidad”)

Dentro de la corriente del budismo existe una regla primordial que dice que nada, absolutamente nada puede permanecer estático, TODO ABSOLUTAMENTE TODO ESTA EN CONSTANTE MOVIMIENTO Y POR LO TANTO EN UN CONSTANTE CAMBIO.

Las personas no podemos continuar siendo las mismas que éramos hace un año. Es más, ni siquiera podemos seguir siendo los mismos física, emocional y mentalmente que éramos hace tan solo hace un segundo. Ya que a cada instante que transcurre las decisiones que tomamos y las circunstancias que nos rodean van entretejiéndose cambiando nuestra manera de percibir lo que llamamos realidad.

Nuestro cuerpo, nuestras creencias y nuestros sentiientos se estan transformando constantemente de acuerdo a nuestras experiencias y nivel de conciencia.

Existe un proverbio zen que dice: “El agua que se estanca se contamina, mientras que en cambio el agua que fluye constantemente siempre se mantiene limpia.”

Si tomamos conciencia de que absolutamente nada en nuestra vida es para siempre, que todo ocurre y que todo, ABSOLUTAMENTE TODO terminara en algún momento de nuestra vida. Entonces ¿Porque nos cuesta tanto trabajo desapegarnos de las cosas y de las personas?

Creo que en el fondo, el mayor error que cometemos las personas es que constantemente buscamos una estabilidad donde poder asentarnos. Pensando que la estabilidad es un sinónimo de tranquilidad y/o felicidad. Siendo que por el contrario el significado de la vida es MOVIMIENTO.

Ningún día puede ser igual a otro, diariamente el sol aparece en  el horizonte desde un punto diferente. Y por lo mismo cada día nos ocurren cosas distintas, siendo IRREPETIBLE. Pero somos nosotros mismos quienes creamos nuestra propia prisión convirtiendo cada día en una constante rutina, levantándonos a la misma hora, haciendo las mismas cosas, tomando el mismo camino, encerrados en nuestra propia rutina.

No me malinterpreten, no estoy diciendo que solo por eso deje de cumplir con sus responsabilidades o deje de asistir al trabajo, a lo que me refiero es que podemos hacer de cada día una experiencia única e irrepetible, podemos disfrutar cada instante de tantas maneras como nuestra creatividad nos lo permita. Podemos levantarnos y hacer todas las cosas con la mano izquierda (o derecha en caso de que Ud. sea zurdo(a), podemos llegar al trabajo en bicicleta, a pie, tomando un camino diferente, podemos atrevernos a ponernos algo diferente a lo que solemos usar, saludar a un desconocido, bendecir a alguien, dar las gracias, llamar a alguien solo para saludarlo…

Si cada día en nuestra vida es diferente, porque no atrevernos a procurar serlo también nosotros y  atrevernos a fluir con la vida, dejando el miedo a un lado. Entendiendo que no hay nada ni nadie estable, que no hay nada por seguro. Que en ocasiones las oportunidades se ofrecen una sola vez en la vida, que siempre será mucho mejor intentar que no haber hecho nada, que las personas a quienes queremos podemos perderlas en cualquier instante, que si no nos atrevemos a luchar por nuestra propia felicidad nadie más luchara por nosotros, que tal vez mañana sea demasiado tarde, o que tal vez ni siquiera exista un mañana.

Como suele decir un vecino mío: “Vive la vida, no permitas que la vida te viva a tí.”

Gerardo M. Santaolalla

Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog.
Escribe a: think.ger.think
@hotmail.es  Ó en mi twitter: http://twitter.com/ThinkGer