Bendición Celta


Como algunos de ustedes sabrán, durante una etapa de mi vida estuve muy relacionado con algunas tradiciones de magia celta (específicamente Wicca).

Dentro de la tradición celta existe una bendición muy peculiar que hoy (día de San Patricio santo patrono de Irlanda) me pareció muy importante para compartirla con ustedes. Espero y sea de su agrado.

_____________________________

Árbol de la vida Celta

Árbol de la vida Celta

BENDICIÓN CELTA

Que el camino salga a tu encuentro.
Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia caiga suave sobre tus campos. Y hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios Te sostenga suavemente en la palma de su mano.

Que vivas por el tiempo que tu quieras y que siempre quieras vivir plenamente. Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron, pero nunca olvides recordar aquellas que te alegran.

Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos, pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron fieles.

Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron, pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día.

Que el día mas triste de tu futuro, no sea peor que el día mas feliz de tu pasado.

Que nunca caiga el techo encima tuyo y que los amigos reunidos debajo de el nunca se vayan.

Que siempre tengas palabras cálidas en un anochecer frío, una luna llena en una noche oscura y que el camino siempre se abra a tu puerta.

Que vivas 100 años, con año extra para arrepentirte.

Que el Señor, te guarde en su mano y no apriete mucho su puño.

Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan y el cielo de te acoja.

Y que la fortuna de la colinas irlandesas te abracen.

Que las bendiciones de San Patricio te contemplen.

Que tus bolsillos estén pesados y tu corazón ligero.

Que la buena suerte te persiga y cada día y cada noche tengas muros contra el viento, un techo para la lluvia, bebidas junto al fuego, risas para consolarte, aquellos a quienes amas cerca de ti y todo lo que tu corazón desee.

Que dios este contigo y te bendiga, que veas a los hijos de tus hijos, que el infortunio te sea breve y te deje rico en bendiciones. Que no conozcas nada Mas que la felicidad

—————————————————–

Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog.
Escribe a: think.ger.think@gmail.com
en mi twitter: http://twitter.com/Tuittger
ó busca y agrega el grupo en Facebook: Blog Thinkger.wordpress.com

Historias del desencuentro (o paginas sueltas de un libro de amor)


IGNACIO GUADARRAMA

Las primeras gotas de lluvia comienzan a caer, mojando suavemente todo lo que se cruce en su camino; mojan el metal de los autos, el asfalto, la cabeza de alguna persona que al instante voltea su mirada hacia el cielo… las hojas de los arboles, las telas de alguna ropas que estén colgadas en el tendedero, moja la tierra del parque que inmediatamente suelta el olor a etanol que

impregna el lugar de ese aroma que todos conocemos popularmente como a “tierra mojada”. Las gotas de lluvia se impactan contra los cristales de las ventanas…De mi ventana. A través de la cual estoy viendo en este instante como la enorme masa de nube gris se va volviendo cada vez más y más oscura, al mismo tiempo que expande sus dominios gracias a la ayuda del viento. Cubriendo de una mancha oscura todo el horizonte a la vista.

Señoras y señores les informamos que el pronóstico del tiempo avisa que el día de hoy tendremos un clima tormentoso. Habrá lágrimas constantes acompañadas de melancolía, la precipitación de la lluvia estará acompañada de vientos y tormentas eléctricas. En la zona noreste de la capital tendremos una ligera precipitación, recuerdos dolorosos con algunos chubascos. Le recomendamos que no salga de su casa a menos que sea extremadamente necesario y en caso que esa sea su situación, le aconsejamos tomar sus debidas precauciones abrigándose, sacando paraguas, botas, impermeables y alejarse en la mayor medida de lo posible de todo pop británico o baladas en español, ya que esto podría ocasionarle un embotellamiento emocional.

Poco a poco mientras mi mirada se torna hacia el horizonte donde sé que tal vez ella este. Puedo ver como la imponente mancha gris va tiñendo el cielo, postrándose por encima de los edificios, los autos, los parques, la gente y demás plaga urbana. Mi mente comienza a divagar recordando lluvias pasadas cargadas de nostalgia, escritas en tiempo pasado del verbo no volverá.

En instantes de segundo las gotas de lluvia comienzan a caer incesasemente, agolpándose cada vez más violentamente con toda su furia hacia todo lo que se atraviese en su trayectoria. Desde el cielo hasta el suelo la ciudad comienza a derretirse, comprimiendo toda su majestuosidad. Los autos comienzan a deslavarse, mientras las fachadas de las casas se humedecen transformando sus originales colores brillantes en tonalidades oscuras, sobrias y tristes. Los arboles y plantas empapan sus pétalos y hojas recibiendo la lluvia agitándose de alegría, hidratándose y llenándose de vida. La gente corre de un lado a otro buscando un lugar donde protegerse, queriendo escapar del torrencial diluvio que esta cayendo allá afuera.

Hoy llueve… allá afuera las calles de la ciudad se inundan y vacían constantemente dejando escapar la gracia de la lluvia por las rendijas de las alcantarillas. El cielo ha comenzado dejarse caer en forma líquida acompañándose de relámpagos y truenos. Tláloc parece manifestarse para recordarnos su magnificencia como Dios superior y señalarnos cuan vulnerables, débiles y efímeros somos los hombres ante las fuerzas de la naturaleza.

Veo como el mundo ocurre allá afuera… veo sin participar, hoy solo soy un espectador que decidió tomarse un descanso olvidándose del mundo. Decidí no actuar y dedicarme solamente a contemplar la función que el teatro dela vida decidió regalarle a mis ojos el día de hoy.

De pronto la habitación comienza a llenarse de un cálido aroma que va infestando todos los rincones hasta llegar al rincón donde me encuentro. El café esta listo…

Tengo la esperanza, aunque no estoy muy seguro. De que en alguna parte de esta ciudad, mientras yo veo como se inunda aquel mundo externo. Marina este recostada en su sofá negro, o tal vez este sentada en alguna cafetería de la colonia Roma contemplando la lluvia caer. Y, que tal vez al igual que yo recuerde todas aquellas veces que caminábamos debajo del agua. Riéndonos de todas esas personas que corrían buscando algún lugar donde esconderse para no mojarse.

A Marina y a mi nos gustaba empaparnos, sentir esa experiencia que se tiene cuando se moja toda la ropa, volviéndose demasiado pesada terminando pegándose al nuestros cuerpos. Como cualquier pareja teníamos nuestras pequeñas manías, que disfrazábamos de rituales de lluvia. Como el de caminar entre los automóviles detenidos por el transito y burlarnos de ser mas rápidos que los automotrices. Nos gustaba subirnos a los puentes peatonales y sentir por un leve instante que no pertenecíamos ni al cielo, ni a la tierra. Entonces, así de golpe, abruptamente y sin esperar nada del mundo, nos besamanos. Juntábamos nuestros cuerpos mojados y nos abrazábamos, intentando calentar desde adentro nuestros cuerpos, fundiéndonos en un apasionado beso. Pegando nuestros labios como si fueran polos opuestos que reaccionan ante las leyes de la polaridad magnética y la física los forzara a unirse natural e inevitablemente. Nos besábamos como si en ese instante nuestra vida dependiera exclusivamente de ese acto, como si ya no existiese un mañana. Como si fuéramos los primeros y los últimos seres vivos en la faz del mundo y el destino de la raza humana dependiera exclusivamente de nosotros.

Nos hablábamos sin palabras. Comunicándonos solo a través del lenguaje conformado a través de nuestras caricias y besos. Marina se repegaba a mi cuerpo dejándome su nuca encima de mis hombros. Entonces yo tocaba su cabeza acariciándole el cabello empapado, embarrado a la forma de su cráneo, alaciado por consecuencia de la lluvia. Ella apoyaba sus manos contra mi espalda… todo esto sucedía sin despegar nuestros labios, intercalando diferentes ritmos, pasando de lo rápido a lo lento, de lo mundano a lo sublime, del infierno al paraíso… de lo tierno a lo salvaje. Éramos los reyes del mundo, lo demás no importaba o no existía. No había gente, trabajos, escuelas, autos, transito, ruido, lluvia… el tiempo y el espacio habían desaparecido. Solo existíamos ella y yo, nada más.

Marina, sé que en alguna parte debajo de este torrencial roto espejo liquido que se cae en cristales impactándose contra el concreto, y que tu estarás formando parte de mi en alguna otra escena similar. Y a manera de placebo tratare de consolarme esta tarde, con la idea de pensar que a pesar de las distancias y los tiempos esta nube oscura nos esta uniendo en este mismo instante a los dos.

Gerardo Santaolalla
Agosto 2012

Historias del desencuentro (o paginas sueltas de un libro de amor)


IGNACIO GUADARRAMA

He escrito tantas y tantas veces tu nombre… Y sin embargo, esta vez no puedo tenerte cerca.

He pensado tantas y tantas escenas a tu lado y sin embargo hoy parecen tan lejanas, borrosas como imposibles. He pensado que lo nuestro tal vez fue un juego del destino, un soplido del viento que se encargo de juntar dos plumas, hacerlas girar en un va y ven, dar vueltas… para después separarlas, llevandolas a confines tan lejanos.

En medio de esta lluvia he pensado tantas y tantas cosas contigo y sin embargo no tengo nada… O tal vez si. Tengo los recuerdos de una historia en que coincidimos los dos. Tengo la historia de una batalla por la que intente luchar y al final resulte derrotado, tengo unas alas derrotadas, derretidas, desbarrocadas que hoy tengo que encargarme de reconstruirlas, tengo heridas y sangre.

Y sin embargo, a pesar de que duele, apesar de que tu no me hiciste ningun daño. Hoy em encuentro abatido y destruido, sim embargo apesar de todo eso te amo…

Te amo y te extraño, te amo y te lo digo, te amo y lo repito tres veces:  TE AMO,  TE AMO, TE AMO…  y lo digo bastante tarde cuando ya no puedes oírme.

Te amo aunque me duele, te amo y te extraño, te amo y es muy tarde, te amo y es demasiado estúpido…

Te amo y estoy enfermo casi a punto de enloquecer,  empapado caminado por las calles que antes caminábamos… esas calles hoy pierden un sentido por que no estas conmigo. Y entre carros,  luces y el asfalto mojado, entre el ruido de motores y entre mi soliloquio; mientras voy caminando sin rumbo fijo en un espiral sin laberinto aun así te pienso y lo único que piedo decir es tu nombre: “MARINA”.

Gerardo Santaolalla
Junio 2012

Como no te voy a querer…


Hace tiempo cuando estaba a punto de ingresar a estudiar a la licenciatura en la UNAM (cabe resaltar que la mayoria de mis amigos son egresados de dicha institución). Mi amiga Cecilia me dijo: “Ir en la UNAM te cambia la vida…”  Y así fue.

La primera vez que pise un CCH (CCH Oriente) y la Facultad de Estudios Superiores (FES Zaragoza) fue una experiencia diferente a lo que había tenido la oportunidad de experimentar en otros colegios (nivel bachillerato). Para empezar por que tanto en el CCH como en las preparatorias se cumple el principio de libertad de la UNAM. Haciendo de los estudiantes seres autónomos, independientes y responsables de su formación académica.

Hoy es el primer día de clases para todas las instituciones pertenecientes a la UNAM (ENP´s, CCH´s y Facultades). Tanto para los alumnos de nuevo ingreso. como para muchos de mis compañeros hoy serán sus primeras clases en las escuelas que fueron seleccionados, para otros será su cuarto año dentro del CCH… Independientemente de cual sea el caso la experiencia será la misma en ambos casos. Todos nos enfrentaremos a toparnos con nuevas caras, compañeros distintos a los que estábamos acostumbrados a frecuentar, conocer nuevos profesores y diferentes modos de enseñanza a los que estábamos acostumbrados.

Sea cual sea el caso, el motivo de este post es el mismo… Querer desearles que en este nuevo ciclo escolar que nos esforcemos por ser mejores de lo que fuimos en años pasados, usemos al máximo de nuestras capacidades para poder aprovechar los conocimientos que adquiéranos, saquemos el potencial de nuestros profesores para que podamos aprender mas de lo suficiente. No nos conformemos con lo que se nos ofrece, investiguemos, trabajemos
y luchemos por alcanzar lo que queremos. El mundo allá afuera necesita gente que constantemente se esté renovando, que este aprendiendo cada día… Aprovechemos el lugar que nos ofrece la UNAM y el hecho de poder pertenecer a ella.

Luchemos por hacer cada día una mejor versión de nosotros mismos, por hacer algo que pueda beneficiar tanto a los demás como a las futuras generaciones que siguen por que así como nosotros las ayudemos así en un futuro nosotros dependeremos de ellas… Luchemos por ser lo que queremos, por hacer la escuela que queremos y tener el país que soñamos.

Les deseo que este ciclo escolar este lleno de conocimientos que nos hagan crecer, experiencias que nos hagan madurar, personas que nos toquen el corazón cambiando nuestras vidas, memorias dignas de ser recordarlas en un futuro, celebraciones al lado de personas que amamos, risas, juegos, música, libros, películas, áreas, escenarios, enseñanzas, personas, ventura, felicidad, … Porque todo aquello nos ayuda a ser lo que somos y nos enseña lo que realmente es importante en esta vida, , Vivir con “V” mayúscula.

Recordemos que la lucha por alcanzar lo que llaman felicidad es una batalla diaria que comienza con la libertad de elegir como queremos ver las cosas que nos suceden. Que se construye mostrando entereza integra hacia nuestros ideales y haciendo con esfuerzo, pasión y entrega lo que nos gusta hacer.

Les deseo lo mejor de lo mejor en este nuevo ciclo escolar y mucho éxito en este nuevo curso en sus vidas. Y para mis amigos y compañeros sepan y recuerden que pueden contar conmigo cada vez que lo necesiten.

” POR MI RAZA HABLARA EL ESPIRUTU…”

Historias del desencuentro (o paginas sueltas de un libro de amor).


Ignacio Guadarrama

No estoy seguro cuando fue la última vez que vi a Marina. Simplemente recuerdo que un día las llamadas y los mensajes dejaron de ser parte recurrentes entre los dos. Ella dejo de buscarme, yo me conforme olvidándome de buscarla, nos abandonamos mutuamente desapareciendo uno de la vida del otro hasta que llegar olvidarnos.

En ocasiones suelo buscarla un poco entre las mujeres que encuentro diariamente en mi camino. Esto con la finalidad de no deshacerme por completo de su recuerdo. Y es entonces; cuando la encuentro en una ondulada, larga y castaña cabellera. En una profunda, expresiva y oscura mirada. En un esbelto y frágil cuerpo casi embarrado. En unos delgados labios rosas que dibujan una tímida sonrisa, en unos pechos pequeños, suaves, tersos y firmes o en una piel blanca casi traslucida decorada por varios lunares esparcidos a lo largo de todo el cuerpo.

Y así comienza este repetitivo juego de buscar encontrar y deshacer. Buscándola a través de diversos cuerpos, diversos lugares y distintos nombres. Intentando llenar este espacio ausente donde la busco insaciablemente y sin embargo cuando parezco encontrarla ella deja de ser y comienzo de nuevo.
Voy perdiéndome una y otra vez entre este laberinto de espejos, repitiendo su imagen en mi cabeza para después borrarla. Termino confundido, buscándola negándome al hecho de poder encontrarla. Sin embargo, sigo confiando en que en algún momento, el día menos pensado la casualidad inicial volverá a ponerme nuevamente frente a su rostro.
Tal vez debí buscarla y llamarla cuando aún era el tiempo propicio, evitar que se alejara y decirle que la amaba. Pero mi orgullo y temor me impidieron doblegarme, expresar lo que sentía. No lo hice cuando pude y ahora debo aceptar las dolorosas consecuencias de mis actos. Recordándola en la distancia, viendo como las luces de la carretera iluminan la distancia infinita entre los dos, que esta vez no atravesaré heroicamente para poder ir a alcanzarla.Dicen que cuando a alguien le amputan una parte de su cuerpo, esa persona puede sentir esa parte aún mucho tiempo después de haberla perdido. Que tan profundo te se habrás incrustado en el pecho y en la mente, que han trascurrido los meses y aun puedo sentirte cerca de mí. Que tus recuerdos son carne y sangre viva, que me hacen compañía en esta nocturna soledad. Donde en ocasiones las paso en vela preguntándome, donde estarás y si me  llegas a extrañar al igual que yo.
Gerardo Santaolalla
Agosto 2012

Tu eres lo que escuchas…


“Sin música la vida sería un error.”
Friedrich Nietzsche

“Tu eres lo que escuchas…” Ese era el slogan de la extinta estación de radio Órbita 105.7 fm de la ciudad de México, la cual escuche durante todo el proceso que duro mi pubertad y parte de la adolescencia.

Pero más allá de esa frase publicitaria, es un hecho que a todas las personas nos gusta la música. Y al  menos de manera personal  hasta el día  de hoy, no conozco a ninguna persona que no el guste la música. Independientemente del genero que este sea,  la mayoría de personas se clasifican de acuerdo al genero musical que escucha, ya que hay música para todos los gustos, esta el: Folk, Jazz, R&B, Rock, Metal, Gótico, Ska, Reggae, Cumbia, Norteñas, Rancheras. Música Clásica, Electrónica, New age, Grunche, psyco, brit pop, etc…  Aquellas personas que suelen escuchar mas de un genero musical se autodenominan entre si como melómanos ó eclécticos.

Pero mas allá de los diversos géneros musicales que existen y que seguirán creandose conforme pase el tiempo. Y de independientemente de si nos llegan a gustar o no. Esta claro que desde que el hombre primitivo creo la música, esta lo ha acompañado a lo largo del tiempo. Evolucionando junto con él hasta nuestros días.

Creo, a manera  personal. Que uno de los momentos que más disfrutamos las personas es cuando escuchamos las melodías que nos gustan. La música es una compañía digna de escucharse ya sea tanto solos como acompañados. Y a su vez tiene la capacidad de poder hacernos cantar, reír y hasta bailar.

La música es tan mágica y poderosa que puede llegar a afectar nuestros estados de animo, poniéndonos  alegres hasta llegar a ponernos tristes. Y estos  estados a su vez pueden repercutir en las tareas psicomotoras y cognitivas. Una de las variables importantes que intervienen en estos efectos se refiere a la clase de música que se escucha en esos momentos. En este sentido, existen principalmente dos tipos:

1) Estimulante, que aumenta la energía corporal, induce a la acción y estimula las emociones.
2) Sedante, que es de naturaleza melódica sostenida y se caracteriza por tener un ritmo regular, una dinámica predecible, consonancia armónica y un timbre vocal e instrumental reconocible, con efectos tranquilizantes.
El nivel de activación depende también de la complejidad y familiaridad del oyente. Cuando es compleja, es cuando  contiene muchos cambios y gran cantidad de información, es difícil de seguir y comprender, por lo que no es tan placentera. Pero una música conocida por lo general siempre será preferida en relación con una desconocida. En ocasiones puede ser que no se conozca la pieza musical como tal, pero sí su estructura musical, debido a que se haya tenido contacto con otras piezas con una estructura similar.

Cada vez que escuchamos música, esta entra a través de nuestros oídos y es recibida por nuestro cerebro de manera distinta. Ya que por un lado están las: a estructuras, los intervalos, la calidad y el timbre armoniosos y los patrones espaciales temporales de largo plazo que son reconocidos por nuestro hemisferio no-dominante (en la mayoría de nosotros es el hemisferio derecho). Y por otro lado tenemos a  las signaturas de corto plazo de la música como ser el volumen que cambia rápidamente, la trayectoria exacta y rápida del tono, el tempo y la letra son reconocidos por el hemisferio dominante (en la mayoría de nosotros el izquierdo).

Pero a la música también se escucha desde el corazón.  Ya que la medida de nuestro pulso, tiende a sincronizarse al compás de la música que estemos escuchando. Y cuanto más rápidos sean los compases de la música, más rápido nuestro pulso. Es por eso que al escuchar música electrónica muchas personas se sienten mucho mas despiertas y activas.

Pero mas allá de como afecta la música al cerebro (de lo cual escribiré en otra ocasión, puesto que el tema es demasiado completo y extenso como para bordarlo en un solo post). La idea de estrada esta enfocada hacia la música, pero no hacia lo que escuchamos… Sino hacia lo que cantamos.

Y es que dentro de la programación neurolingüística (PNL), existe la regla de que todo lo que decimos, hacemos  y  creemos termina reflejándose en lo que somos modificando nuestro entorno.

¿Cuantos de nosotros repetimos varias veces al día una canción una y otra vez, solo por que nos gusta sin darnos cuenta de lo que estamos cantando? Y por consiguiente mandamos ese mensaje a nuestro inconsciente y/0 al Universo (como mejor guste pensarlo), y que al final terminara regresando transformando nuestra realidad…

Por ejemplo, de pequeño mi madre solia poner canciones de Timbiriche, Flans, Mecano, Depeche Mode, Café Tacvba… pero también ponía canciones de Yuri, Lupita D´aessio, Amanda Miguel, Roció Durcal, Juan Gabriel, Daniela Romo… que al final es música, pero la mayoría de las canciones de estas ultimas cantantes están cargadas de un fuerte sentimiento de dolor, desamor y despecho. Y al final como suele decir Salvador Núñez O.P (pueden encontrarlo y seguirlo en twitter como: @salvadornop):  “Cantar es decretar”.

Y así fue como muchos de nosotros crecimos con esas canciones, que nos enseñaban que el amor era dolor, sufrimiento, infidelidades y soportar muchas otras cosas, y esa idea la repetimos tantas y tantas veces que inconscientemente se fue haciendo cada vez más grande. Y terminamos proyectándola hasta convertirla como parte de nuestra realidad. Intenseando en cada relación, sufriendo por que creíamos que eso era el amor… Hasta el día que nos demos cuenta de que con solo cambiar lo que decimos, lo que hacemos, lo que cantamos podemos cambiar nuestra perspectiva de ver la vida y así ir construyendo la vida que queremos.

Recordemos que la vida no es lo que se atraviesa en nuestro camino, sino lo que nosotros hacemos con esas experiencias para salir adelante. Y que al final los obstáculos que se presentan en nuestro camino algunas veces son pruebas y en otras ocasiones nosotros mismos somos quienes ponemos esos obstáculos.

Namaste

Gerardo M. Santaolalla

Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog.
Escribe a: think.ger.think@hotmail.es
en mi twitter: http://twitter.com/GerThink
ó busca y agrega el grupo en Facebook: Blog Thinkger  

Historias del desencuentro (o paginas sueltas de un libro de amor)


MARINA
¿Cuanto dura una conversación?
El estar con Ignacio era formar parte de una conversación infinita que nació justo desde el instante en que nos conocimos y que tenia que ser pausadacada vez que teníamos nos despedíamos. Esperando ser reanudada cuando llegara el momento de encontrarnos, para volver a ser interrumpida nuevamente una y otra vez ,en un juego que palabras que parecía no tener fin.Juntos entretejíamos un tapete de los mas variados temas, colocando en el telar múltiples letras y signos de los más diversos colores hilando nuevos cantones cada vez, formando un dialogo demasiado extenso y cargado de sentimientos, que hoy ha quedado en el recuerdo.

Las charlas a su lado iban y venían como los trenes en la estación. Nosotros los abordábamos dejándonos llevar, jugando entre vagones; dejándonos perder sin rumbo hasta llegar a confines insospechados permitiéndonos descubrir nuevos mundos cada vez. Llegamos hasta aquellos lugares que solo conocen las almas libres cuando deciden compartir su existencia al lado de otra persona…

Las palabras que brotaban de nuestros labios brotaban como las flores al llegar la primavera. Creciendo y floreciendo entre las baldosas y por encima del asfalto. Nosotros caminábamos por ellas, convirtiendo los rutinarios senderos citadinos en pasajes coloridos y aromáticos, llenos de magia, de un aire romántico y misterioso. Transformando el agua de la lluvia en flores de bugambilia que caían sobre nosotros, convirtiendo cada día normal en un cuadro de múltiples matices digna de cualquier cinta cinematográfica de Kurasawa.

A veces las charlas estaban acompañadas de: pulque, café, vino tinto, creme broule o cualquier otro antojo que se nos ocurriera en ese instante… Y otras veces, cuando las palabras y letras nos eran insuficientes. Las platicas se llenaban de ese lenguaje secreto que solo hablan dos almas cómplices cuando han llegado a conocerse. Un lenguaje formado de miradas, gestos, besos, caricias y  también de ese algo que es imposible poder describir por medio de las palabras; por que aún no se han escrito las palabras exactas para poder explicarlo.

Como medio de comunicación también  teníamos a nuestra desnudez. Entregándose en su forma más pura y transparente. Haciendo converger a nuestros cuerpos en un espacio donde no existía el tiempo, donde el deseo de uno por el otro luchaba por adentrarse en el cuerpo contrario hasta conseguir que las almas se tocaran,  jugaran  entre si  fundiéndose en uno solo. Mientras afuera nuestros cuerpos se estrechaban, chocando entre si… las respiraciones se agitaban, nuestras bocas se juntaban permitiendo a los labios poder besarse, los ojos se dilataban y se escuchaba un leve gemir acompañado de aquellas palabras que solo saben decir los amantes cuando el mundo no los observa. Esas palabras y jadeos que rompían el silencio de la habitación a media luz en plena noche. El reloj continuaba avanzando, la temperatura de la habitación aumentaba, el ritmo se aceleraba mientras el salir y entrar de los cuerpos era mas y mas rápido cada vez; los jadeos se incrementaban, las miradas se expandían a tal nivel que no podíamos permanecer con los ojos abiertos y teníamos  cerrarlos, nuestros labios se besaban apasionadamente sin poder despegarse. Y entonces todo ocurría más y más rápido,  una y otra vez… Los cuerpos luchaban desenfrenadamente hasta que llegaban  al clímax. Las almas lograban fusionarse en una sola esencia, por un brevísimo instante, tan breve como lo es una pequeña muerte. Para que segundos después las almas volvieran a separarse en dos, para regresar a sus respectivos cuerpos después de haberse complementado en un instante.

Y ahora toda esa historia forma parte de un pasado que se pierde a cada paso mientras camino por la calle, mientras piso el pavimento húmedo, debajo de esta nube gris que cubre la ciudad un viernes más del mes de Julio a las 7:24 de la tarde. Las conversaciones se han esfumado, Ignacio también… Y los diálogos se han convertido en un solitario, aburrido y escueto monologo disfrazado de silogismo. Que atormenta a mi cabeza mientras continua a la espera y se incrementa esta ausencia….

Los viajes en tren se han terminado, las flores en medio de la calle se han marchitado. Y al parecer el tempestuoso verano amenaza con ser demasiado largo, destruyendo todo lo que sea que encuentre a su paso.

A veces, una sola conversación no es suficiente…

GERARDO SANTAOLALLA
Julio 2012

Escucha atento


La semana pasada  sufrí un incidente que ocasiono que de pronto dejara de escuchar correctamente en el oído derecho, después de ese hecho que ocasiono que perdiera la sensibilidad y la capacidad auditiva de manera parcial. Acudí a una consulta médica  con el otorrinolaringólogo, después de una revisión y unos estudios, me dijo que la perdida auditiva solo seria de manera temporal (afortunadamente).

Los primeros días sentí una enorme incomodidad,  ya que literalmente no escuchaba nada del lado derecho y tuve que pedir que me repitieran las cosas hasta 3 veces. La sensación de dejar de escuchar de un instante para otro es muy extraña, puesto que estamos acostumbrados a vivir e interactuar en el mundo a través de nuestros propios sentidos; que el hecho de limitarnos a dejar de usar uno de ellos de un día para otro es algo para lo que no estamos preparados, ni capacitados la gran mayoría de nosotros.

Durante esos primeros días, podía escuchar todo lo que pasaba en mi interior: el sonido que  ejercemos al morder una fruta, al masticar, al cepillarnos los dientes, al tragar saliva, al respirar… todo eso me hizo introspeccionar  para darme cuenta que estamos acostumbrados a estar moviéndonos con bastante celeridad, caemos en la rutina, nos estresamos, pero no nos damos tiempo para escuchar a nuestro cuerpo, para escuchar nuestros pensamientos, las ideas que pasan por nuestra cabeza, lo que nuestro cuerpo necesita, lo que nuestros pensamientos y nuestro interior quieren tratar de decirnos, etc…

Estamos tan acostumbrados a oler, a ver, a escuchar, a sentir y a degustar pero creo que le hemos restado importancia a cada una de esas sensaciones… ¿En realidad es que saboreamos cada cosa que probamos? ¿Nos damos cuenta de las diferentes texturas que entran en contacto con nuestra piel a lo largo del día? ¿Escuchamos los sonidos que se presentan a nuestro alrededor durante cualquier trayecto? ¿Prestamos atención a cada uno de los olores tanto agradables como no tanto que  percibimos a lo largo del día? ¿Cuándo fue la última vez que comiste algo que te agradara tanto, como para que te permitieras darte el tiempo de degustarlo? ¿Cuándo fue la ultima vez que oliste una flor, que compraste un perfume por su aroma? ¿Cuándo compraste algo solo porque te gusto o se te antojo? ¿Cuándo fue la última vez que observaste o escuchaste con detenimiento una obra de arte o de música clásica?

Hacemos todas nuestras actividades eso por rutina cada uno de los días, pero no nos damos cuenta de todo el majestuoso y complejo proceso que le implica a nuestro cuerpo realizar cada cosa… Desde cada respiración, cada latido, cada parpadeo, cada pulso,  la digestión, cada movimiento de músculos y huesos. Nuestro cuerpo es una maquinaria perfecta que funciona a nuestro servicio a la cual debemos de agradecer el que pueda moverse y realizar tantas cosas al día, razón misma por la que deberíamos cuidar y protegerlo para poder gozar de una mejor salud tanto en el presente como en el futuro.

Con el paso de los días ha ido mejorando mi capacidad auditiva,  siento el oído tapado pero también en ocasiones se me destapa y escucho con claridad. Lo cual indica que esta mejorando y que pronto escuchare a la normalidad, pero la experiencia de perder el oído y el aprendizaje sobre acercarnos a nosotros mismos es algo que hay que reflexionar ya que solo tenemos un cuerpo y dedemos de cuidar de él ya que es el que estaremos usando el resto de nuestra vida, y entre mejor lo conservemos nos ayudara a realizar mas actividades cuando lo necesitemos.

Perdamos el miedo a encontrarnos con nuestro interior y aprendamos a escuchar lo que nuestra mente y nuestro cuerpo tiene que decirnos.

Gerardo M. Santaolalla

Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog.
Escribe a: think.ger.think
@hotmail.es
en mi twitter: http://twitter.com/thinkger
ó busca y agrega el grupo en Facebook: Blog Thinkger

Historias del desencuentro (o paginas sueltas de un libro de amor)


IGNACIO

Olvidar, olvidar…

Que sencillas palabra. Olvidamos lo que no nos importa, lo que no queremos,  lo que nos da miedo, lo que nos hace daño.

Pero…  ¿Como olvidar lo unico más querido que tienes?

Por mucho que lo intento no puedo olvidar a Marina. Su recuerdo me persigue a todos lados, acechandome como un acosador, invocando a mis recuerdos, evocandome sentimientosy pensamientos  que. hoy ya no puedo permitirme.

Caminando solitario sobre el pavimento mojado. voy recordandola entre cada calle que recorri con ella tomados de la mano, lado a lado nos perdiamos por los caminos del centro historico, escondiendonos entre los pasadisos de  ese laberinto formado por las paredes de los viejos edificios; que aguardan historias en una eterna espera de ser contadas. Y entre los cuales como era de esperarse, quedo sellada nuestra historia, nuestros viajes, nuestros juegos, nuestros besos y nuestros secretos…
Como olvidarte Marina, si no quiero hacerlo. Como olvidarte si eres lo unico bueno que tengo y que puedo recuerdar en mi cerebro. Como olvidarte si aun siento tus labios besandome en el silencio…

 
Olvidar, olvidar… Es algo que no se como hacerlo. No quiero tener que olvidarte, muy a pesar de que esta distancia entre los dos me presiona a tener que hacerlo.

Tal vez deba esperar y dejarselo todo al mejor consejero que es el tiempo… Así pueda encontrar una respuesta a mis dudas.

Gerardo Mendoza Santaolalla
Julio 2012

Historias del desencuentro (o paginas sueltas de un libro de amor)


MARINA

Llevo en mi la cicatriz de la mentira escrita sobre mí cuerpó. La marca de la mujer que miente tratando de engañar a los demás y termina ciega, perdida en un laberinto, tratando de convencerse a si misma.
Soy la mujer que suelta palabras, como si escupiera serpientes de su boca… la que avienta una bola de nieve  por una ladera que avanza, rueda y rueda creciendo sin control… hasta que se convierte en una avalancha.
Soy la mujer que miente cada día acerca de su solitaria realidad, su vida, sobre si misma… por que no le gusta lo que ve en su reflejo.
Soy la que se esconde detras del maquillaje, de cada palabra, cada caricia, cada beso, cada frase de “Te Quiero” que va soltando…
La que vive en un mundo sin relojes, atrapada en el tiempo del no tiempo, en un presente sin Destino, sin futuro, alimentandose de los recuerdos y sobras de un pasado ya escrito hojas atras, que no regresara.
Soy la que lleva cargando sobre su cabeza una corona de espinas invisible que la va desangrando lentamente durante el camino que lleva hacia su crucifixión.
Soy la que se miente una y otra vez, al intentar convencer a los demás cada día al decir que ya te he olvidado…

Gerardo Mendoza Santaolalla
Julio 2012

Historias del desencuentro (o paginas sueltas de un libro de amor)


IGNACIO

He escrito tantas y tantas veces tu nombre y sin embargo esta vez no puedo tenerte cerca.
He pensado tantas y tantas escenas a tu lado. Sin embargo hoy parecen tan lejanas y borrosas como imposibles.
He pensado que lo nuestro tal vez fue un juego del destino, un soplido del viento que se encarga de juntar dos plumas, hacerlas girar en un va y ven, dar vueltas… para despues separarlas llevándolas a confines tan lejanos.

Te amo y te extraño, te amo y te lo digo, te amo y lo repito tres veces TE AMO,TE AMO, TE AMO… y lo digo bastante tarde cuando ya no puedes oírme.
Te amo aunque me duele, te amo y te extraño, te amo y es muy tarde, te amo y es demasiado estúpido, te amo y estoy enfermo casi a punto de enloquecer. Y mojado caminado por las calles que antes caminaba, esas calles hoy pierden un sentido por que no estas conmigo.
Entre carros y luces y el asfalto mojado, entre el ruido de motores y entre mis soliloquio mietras voy caminando sin rumbo fijo en un espiral sin laberinto aun asi te pienso, y lo unico que puedo decir es tu nombre… MARINA.

Gerardo Mendoza Santaolalla
Junio 2012

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes