OJOS QUE NO VEN… ¿CORAZÓN QUE SIENTE?


“¡Ay, amor eres un largo adios que nunca termina…!”
Octavio Paz

manos En ocasiones cuando nos enamoramos, no nos damos cuenta de quién nos enamoramos… es más es posible que ni siquiera tengamos una conciencia plena sobre si lo que realmente sentimos hacia esa persona es sólo una necesidad, un gusto, un deseo, un afecto o si efectivamente es un sentimiento de amor.

Y es que así como hablar de religión y política son temas demasiados complejos entre personas que tienen diferentes posturas de ver la vida, hablar de amor es algo tan relativo y subjetivo que no siempre significa lo mismo para dos personas que están en una relación.

Amamos a nuestra pareja con base a nuestra experiencia de vida, a lo que aprendimos de familia y a los cánones de vida  que hemos ido aceptando y  que aprendimos a significar en ese sentimiento; sin embargo en ocasiones no estamos conscientes de quienes nos enamoramos porque no podemos verlo como en realidad es.   frente

Y es que si bien en ocasiones nos cuesta trabajo y toda una vida conocernos a nosotros mismos porque nos estamos renovando constantemente; así mismo es de complejo conocer a otra persona.

Por eso creo que antes de decidirnos a dar un salto importante al momento de decidir con quién queremos involucrarnos debemos de por lo menos tener los ojos abiertos  (y con esto no me refiero exclusivamente a nuestro sentido visual) acerca de la persona con la que nos estamos relacionando interpersonalmente antes de decidir si realmente es la persona con la que queramos compartir una relación (el tiempo que llegue a durar está). Con esto (y quiero aclararlo específicamente) no me refiero a que vayamos por la vida analizando cada prospecto y haciéndole exámenes psicoanalíticos y psicométricos. Sino que tengamos una conciencia plena tanto de lo que sentimos, de porque queremos tener una relación e intentemos conocer un poco más a esa persona antes de dar un salto tan importante como lo es una relación de pareja.

Si bien soy fiel creyente que cada persona que llega a nuestra vida la conocemos en el momento justo. Que los amigos, familia y relaciones que tenemos son para lo que nos alcanzó… y que todo absolutamente todo pasa por algo. Creo que también podemos ser un poco más selectivos acerca de que personas dejamos entrar a nuestra vida y estamos dispuestos a compartirles nuestro “tiempo, dinero y esfuerzo” como diría mi hermano Ben Hadad.

¿Cuantas personas no conoces  que después de terminar una relación terminan preguntándose qué hacían al lado de una persona con la que no tenían absolutamente nada en común? Porque al final todos (o al menos eso quiero creer porque sigo sin conocer lo contrario)  estamos buscando tener una relación sana que nos permita crecer y evolucionar, que nos apoye, nos comprenda  y nos impulse.

Entonces porque no comenzar a hacer algo por construirla, basta de aceptar y conformarnos con lo que la vida nos manda y porque no comenzar a buscar y trabajar por lograr la relación que esperamos tener aprendiendo a marcar limites y a aceptar aquello que realmente queremos dentro de nuestro entorno y al mismo tiempo aprendiendo a rechazar aquello que no nos satisface sin miedo a dar una negativa a la otra persona intentando quedar bien solo por no herir sentimientos y susceptibilidades del otro, al final tenemos ese compromiso con nuestras relaciones sean del indole que sean ya que el cincuenta porciento de esa relación es nuestra responsabilidad.

pareja

Te deseo el valor, entendimiento, comprensión y sabiduria adecuada para poder determinar, marcar y defender aquello que necesitas en tu vida….
Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog.
Escribe a: think.ger.think@gmail.com
Haz una pregunta en http://ask.fm/TuittGer
busca y agrega el grupo y la pagina en Facebook: Thinkger.wordpress.com
Anuncios

Vuelvo a las andadas…


¿Qué hombre de vosotros, si tiene cien ovejas y una de ellas se pierde, no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la que está perdida hasta que la halla?”
(Lucas 15,4)

En ocasiones nuestra rutina de vida se convierte en una repetición constante de hechos y sucesos que no parecieran tener algún sentido en nuestra vida. Es entonces cuando nos preguntamos si en realidad tenemos algún propósito que cumplir, o si es que en nuestro futuro existe algo importante que está a la espera de ser descubierto. En estos casos siempre es necesario detenerse, hacer una pausa, sentarse, valorar las circunstancias y reparar en analizar las posibilidades que tenemos enfrente de nuestra vida. Cuando alguna de las labores cotidianas de nuestra vida ya no nos da la satisfacción necesaria para más para continuar o simplemente ya no nos sentimos a gusto con la relación que tenemos o lo que hacemos. Cuando sabemos que si seguimos haciendo las cosas ya no nos saldrán tan bien como antes (puesto que nos falta la pasión original que nos motivaba anteriormente). Es necesario hacer una pausa en el camino.

pantalla en blanco

Hace ya bastante tiempo que no me paro por aquí a escribir algo dictado desde los recovecos de mi oscuro cerebro, he visitado mi propio blog decenas de veces y me he quedado viendo el monitor en blanco con el cursor tintineando a la espera, a punto de escribir algo, pero por mas que intento; las letras no han podido fluir de manera continua como solían hacerlo antes y así poder crear un trabajo digno de conocer la luz y ser compartido con la esfera global del internet. Sin embargo hoy escribo porque tengo la necesidad de hacerlo, porque mi mente y sentimientos necesitan regresar a conectarme y bailar esa sinfonía que me sintonizaba con la introspección.

Cuantas veces nos hemos quedado parados ente una situación de cualquier índole, con la incertidumbre de saber que si continuamos realizando lo mismo en algún momento tendremos los resultados esperados, o si al final terminaremos partiéndonos el alma en la linea de juego sin haber obtenido lo que deseamos.

Hace algunos meses estuve comprometido en una relación con una persona que llegue a amar demasiado, sin embargo la oportunidad en ese momento no era la indicada. Por un lado yo estaba enamorado y quería entablar algo estable con esta persona, pero está decía no se sentirse preparada para tener una relación (o tal vez simplemente yo no cumplía sus expectativas y es por eso que no sentía lo mismo hacia mi). Este hecho me hizo caer en una etapa de tristeza y desanimo… el alcance de ese impacto emocional fue tal que se vio reflejado en mis actividades escolares, reprobé algunas materias y no hice nada por sacar el barco del colapso (no culpo a esa persona, asumo que el deber era conmigo mismo, puesto que mis estudios y lo que haga de ellos es mi responsabilidad).

Barco

Al final el barco se hundió y ahora estoy repitiendo un año más las materias que debí de haber sacado el año pasado… Aquel impacto alcanzo tales niveles que yo deje de escribir en este blog, y no por falta de temas que contar o por falta de tiempo; sino simplemente porque no podía escribir algo positivo e intentar querer ayudar e impulsar a los demás a crear una mejor versión de si mismos (cosa que siempre ha sido el propósito principal de este blog) cuando en realidad yo estaba hundiéndome sin hacer algo por salvarme y salir avante.

Durante todo ese tiempo que deje de escribir realice algunas otras cosas que están próximas en ser resueltas. Reforcé mis visitas a terapia, comencé a escribir un libro (el cual comenzó siendo una especie de catarsis para superar mi duelo amoroso), estuve involucrado en movimientos políticos culturales (que al final no resultaron), pero sobre todo quiero agradecer al apoyo de mi familia y amigos quienes estuvieron conmigo apoyándome y escuchándome aún cuando ya hubiesen escuchado la misma historia centenares de veces.

Y hoy… ya a bastantes meses de todo eso, he sentido la necesidad de volver a escribir.

Porque cuantas veces dejamos de hacer algo solo porque nos deja de satisfacer, pero después de algún lapso comienza a invadirnos una extraña necesidad de tener que regresar a nuestros orígenes y nos quedamos varados en la incertidumbre de saber si regresamos a continuar lo que abandonamos o seguimos con nuestra nueva forma de vida.

En ocasiones cuando las cosas ya no nos satisfacen y nos damos cuenta que por mas que luchemos no conseguiremos obtener lo que deseamos, es mejor retirarse. A veces es mejor saber cuando dejar algo por nuestro bien que morirnos en la linea de juego… pero hay que sentirnos satisfecho por todo el trabajo que hicimos durante el tiempo que estuvimos presentes, tomarlo como un aprendizaje, una experiencia y seguir adelante.

Porque como dice mi terapeuta: ” A veces perder, es una forma de ganar.” Y es cierto, en ocasiones desearíamos poder obtener absolutamente todo lo que deseamos en el instante en que lo pedimos. Pero no siempre se nos es dado todo lo que pedimos, y con el tiempo terminamos dándonos cuenta que tal vez eso fue lo mejor que nos pudo haber pasado.

A bastante tiempo de aquella compleja relación que tuve hace un año, puedo decir que agradezco haber conocido a esa persona aún a pesar de todo el proceso de duelo que provoco el saber que no podríamos tener una relación juntos, esa experiencia de volver a enamorarme me ayudo a sentirme vivo y recuperar el sentimiento de amar a alguien y saber que podrías dar todo por esa persona, el proceso de ruptura me ayudo a aprender que es lo que estoy dispuesto a soportar en una relación y que son las cosas que no estoy dispuesto a permitir.

amistad

Al final como suele decir mucha gente:

“Todas las cosas pasan por algo”

en mi caso puedo decir que esa razón fue un poco más de madurez e inteligencia emocional, experiencia, pero sobre todo me ayudo a darme cuenta y valorar las relaciones con las personas que me rodean.

Hoy que he recuperado mi creatividad y ganas de escribir, regreso a este blog a continuar escribiendo. Junto con un montón de textos que se quedaron archivados en espera de poder ser desarrollados y que les
estaré presentando de manera subsecuente durante el tiempo que la tecnología y la vida me permitan seguir redactando.

Muchas gracias por leer este texto, gracias por continuar en este espacio.

Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog.
Escribe a: think.ger.think@gmail.com
en mi twitter: http://twitter.com/Tuittger
ó busca y agrega el grupo en Facebook: Blog Thinkger.wordpress.com

¡ Cambia !


“Si quieres resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo.”
Albert Einstein

Para Victor Montero
Quien facilitó las fotografías publicadas en este post

© Victor Montero

© Victor Montero

Para Victor Montero
Quien facilitó las fotografías publicadas en este post.

¿Cuanto valor se necesita para atreverse a cambiar? ¿Cuánto se necesita para atreverse a soltar el pasado y dejar los miedos atrás?

Cuánto se necesita para decidirse a ser diferentes, probar nuevas comidas, consumir distintas marcas a las de siempre, intentar hacer algo nuevo, aprender algo que siempre has querido, peinarnos de otra forma, cambiar de look, nombrarnos de otra manera, gritar y soltar de una vez por todas todo aquello que hemos llevado adentro y hemos reprimido…

¿Que se necesita para romper un mundo? Dejar de quedarnos callados y opinar de aquello que no va con nuestras ideas. Dejar de descansar y ponernos a actuar, abandonar el conformismo de soñar y ponernos de pie y trabajar para hacer nuestra propia realidad.

© Victor Montero

© Victor Montero

Dejar de pensar que Dios o el Destino son las olas que nos arrastran de un lado a otro y abrir los brazos y tomar los remos de nuestra vida.

Que necesita para cambiar y preocuparnos por dejar este mundo un poco mejor de lo que lo encontramos al llegar a él. Vencer nuestro miedo a aquello que es diferente. Sembrar en nuestro interior el amor, la gratitud, la confianza, tolerancia, armonía y paz.

¿Qué es lo que necesitamos para despertar? ¿Acaso estas esperando tener todo el dinero que necesitas para ayudar a los demás? ¿Crees que al poder tener el amor de tu vida vas a encontrar la felicidad? ¿Crees que al curarte de tus dolores va a cambiar tu perspectiva de ver la vida?

Podrías esperar a que todo aquello que esperas llegue a ti para poder cambiar. Hay muchas personas que lo han hecho… y en la espera algunas se han quedado… algunas otras obtuvieron lo que deseaban, pero el cambio nunca llego.

© Victor Montero

© Victor Montero

CAMBIAR ES UNA DECISIÓN. TAL VEZ LA MÁS IMPORTANTE DE NUESTRAS VIDAS. CAMBIAR ES ATREVERSE, ARRIESGARSE A UN VIAJE SIN SABER CUAL SERA TU DESTINO, ES CONCENTRARSE SOLO EN EL PRESENTE Y ENFRENTAR LAS COSAS DE MANERA COMO SE VAYAN PRESENTANDO.

ES APRENDER A UTILIZAR LAS HERRAMIENTAS A TU ALCANCE Y CONVERTIRLAS EN ARMAS EN UNA BATALLA CONTRA TI MISMO.

CAMBIAR ES DEJAR DE SER NIÑOS Y CONVERTIRNOS EN GUERREROS. DARNOS CUENTA QUE NO EXISTEN MÁS CIELO O INFIERNO QUE EL LUGAR DONDE DECIDIMOS ESTAR. CAMBIAR ES ATREVERTE A DAR EL PRIMER PASO DE AQUEL VIAJE DE COMPUESTO DE CIEN MIL MILLAS… CAMBIAR ES DEJAR DE SER TU (al menos no el mismo tu interno). ES DEJAR EL PASADO, SOLTAR A LOS QUE TE HIRIERON Y PERDONARLOS, DEJAR DE CARGAR EL DOLOR Y LOS MIEDOS… CAMBIAR ES CONFIAR EN TI… SABER QUE NO HAY MAS JUECES EN TU VIDA QUE TU MISMO Y QUE SI CREES HACER ALGO BIEN O MAL EN ESTA VIDA SOLO DEPENDERA DE TI MISMO.

Rompamos nuestros propios esquemas, arriesguémonos… Salgamos a un lugar desconocido, escuchemos otro tipo de música, descubramos otros lugares, busquemos nuevas propuestas, conozcamos otro tipo de gente… Realmente no importa si el cambio es radical o mínimo, lo importante es tener el valor y arriesgarnos.

Esta comprobado que al dejar de hacer las cosas a las que normalmente por rutina estamos acostumbrados, rompemos el censor que funciona automáticamente en nuestra vida y estimulamos la parte del hemisferio izquierdo de nuestro cerebro ( el que tiene que ver con la percepción, intuición, religión, espiritualidad y conocimientos holísticos).

© Victor Montero

© Victor Montero

Atreverte o no…. La decisión es tuya. Yo solo propongo lo que se desde mi humilde punto de vista. Puedes creerme o no, estas en todo tu derecho de pensar que estoy mal y hacer caso omiso a lo que te digo. Pero solo recuerda que no tienes nada que perder en comprobarlo.

Gerardo M. Santaolalla

Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog. Escribe a: think.ger.think@hotmail.es ó en mi twitter: http://twitter.com/ThinkGer

La Luciérnaga


Para Juan Guadarrama Zaragoza
Por llegar en la forma más inesperada,
por las platicas, las letras y la buena musica.

En esta ocasión quiero compartir con ustedes un cuento que había creado hace ya bastante tiempo y compartido con algunos amigos cercanos. Le he hecho las correcciones necesarias y lo hago público con ustedes, esperando que sea de su agrado.

————————————————————–.


Había una vez…Un niño que deseaba poder tener una luciérnaga, exclusiva para él. Deseando poder guardarla, protegerla, alimentarla y cuidarla. Llevarla consigo en todo momento para mostrársela a los demás y que se dieran cuenta de lo hermosa que era su luciérnaga; sin embargo y muy a pesar del anhelo de este niño  el hecho de poseerla lo haria muy feliz, pero esto sería paradójicamente la principal causa de que su luciérnaga fuera perdiendo poco a poco su característico brillo hasta desvanecerse y morir.

Lo mejor que el niño podía hacer dadas las circunstancias, seria aprender de su luciérnaga. Compartir y disfrutar el momento junto a ella, admirar su belleza, observar su vuelo,  pero sobre todo contemplando y amando su propia libertad.

Corriendo la posibilidad de que  en cualquier momento la luciérnaga se fuera y no volviera a verla. Si ese hubiera sido el caso solo bastaría con recordarla en su memoria,  para que las imágenes, los recuerdos y el sentimiento vinieran hasta él donde quiera que se encontrara. Tendría que aprender a recordarla no con dolor, ni con temor, mucho menos con odio por haberse marchado y haberlo dejado solo… Solo habría que recordar recordar, recordar y recordar… Siempre con amor, acordarse que un día tuvo una luciérnaga, que la vio girar alrededor de él, que juntos compartieron un momento tiempo y espacio,  que pudo jugar con ella, la pudo admirar, enamorarse y amarla (aun cuando haya sido tan solo por un tiempo), que por ese pequeño casi cortísimo instante se dejó llevar y pudo ser muy feliz ya que sin tener que poseerla, la luciérnaga fue suya y él fue de ella… la vio volar, brillar, batir sus alas, contemplando su brillo y que fue ese mismo brillo el que ilumino su oscuridad.

Si es que algún día la luciérnaga lo extraña y/o lo necesita, o tal vez el efecto de la sincronicidad de ambos es demasiado fuerte, la luciérnaga volverá a su lado o tal vez sea él nosotros quien la reencuentre en algún otro momento en su vida.

Si por otro lado las circunstancias fueran adversas,  a lo que su corazón anhela… Y no volviera a verla. En su vida se llegara a encontrar con alguna otra especie que le permita disfrutar de ella. Pero siempre llevara en la mente, en el alma y en el corazón a su primera luciérnaga.

¿Le entendieron?

Gerardo Mendoza Santaolalla
2011

—————————————————————-

Si aprendemos a disfrutar la llegada de cada persona que ha llegado a nuestra vida, nos damos la oportunidad de disfrutar su estancia y aprendemos la lección que cada cada individuo ha aportado a nuestra vida. La vida sera una bendicion, un aprendizaje y una nueva experiencia cada dia.

Si nos aferramos a los recuerdos, a las circunstancias y a las personas solo guardaremos recuerdos, dolor y sufrimiento. Que nos limitaran impidiéndonos crecer, que limitara nuestro vuelo y que terminaran por apagar nuestro brillos.

Existe una regla que nos acompaña desde el primero y hasta el ultimo de nuestros días: “Todos somos maestros y aprendices”. Si estamos concientes de esta regla entenderemos que cada persona que entra a nuestra vida ha llegado por alguna razón. Y que del mismo modo solo estará por algun tiempo. Disfrutaremos el presente y descubriremos el desapego.

Me gustaría oír tu opinión. Deja tu comentario en mi blog. Escribe a: thinkger@groups.facebook.com en mi twitter: http://twitter.com/ThinkGer 

La Felicidad (parte I)


Hablar de la felicidad es algo tan complejo como subjetivo, ya que la felicidad es relativa de persona a persona. Y si bien para todos es un estado de plenitud, tranquilidad, estabilidad y satisfacción personal. Nunca podrá tener el mismo contexto para todos.

Por ejemplo; mientras que una de las tantas piezas que conforman mí propio rompecabezas de lo que es la felicidad  podría ser el hecho de compartir mi vida al lado de una pareja emocional. Para Francisco uno de mis amigos el tener un compromiso con alguien es algo que no le interesa en lo más mínimo, y él por su parte es feliz con el hecho de poder conocer gente constantemente y tener esporádicos encuentros. Otro ejemplo: para mi madre el ser feliz incluye el hecho de no tener ninguna deuda con ninguna persona o institución, para una de mis tías la felicidad incluye el tener la capacidad y solvencia económica como para poder comprar cualquier cosa que desee aun cuando no la necesite. En cambio para mi abuela, la felicidad seria el poder tener un estado de salud impecable.  ¿Si me explico? La felicidad es relativa, de persona en persona y no para todos puede significar lo mismo.

Si bien por todos lados nos dicen que la felicidad es esto… que la felicidad es lo otro… que la felicidad se consigue de un modo… que solo venimos a este mundo a alcanzar la felicidad…  y que tenemos derecho a ser  felices… No existe ningún instructivo que nos indique el cómo poder ser plenamente felices (precisamente porque la felicidad es diferente entre las personas). Y si bien hasta el momento no he encontrado un lugar donde puedan vender siquiera  ¼  de felicidad. De lo que si estoy seguro es que todos sin excepción todos estuvimos o estamos en esa constante búsqueda por encontrar en ansiado y prometido tesoro de la felicidad.

Pero no hay que olvidar el punto más importante y aquí parafraseare lo que alguna vez hace bastante tiempo me dijo mi amiga Cecilia: “La felicidad no es una meta…” Y desde mi punto de vista actual no puede haber mejor verdad. Ya que no podemos decir cuando tenga esto yo seré feliz… cuando fulanito este conmigo podre ser feliz… cuando yo culmine de hacer esto la felicidad vendrá a mi… ¡NO!, ¡ERROR!, ¡TACHE!

La felicidad no depende de factores, situaciones, personas… si pensamos que nuestra felicidad depende de algo que esta fuera de nuestro alcance poder controlar creo que estamos errados.

La felicidad no es algo que se logre de la noche a la mañana, la felicidad no se consigue en un instante, la felicidad se construye con base a lo que construimos ayer ayer, a lo que hacemos hoy, a lo que deseamos hacer mañana, en pocas palabras esta en cada instante…  No depende de nadie, ni de factores externos. Es algo personal que depende solo y exclusivamente de nosotros mismos. Y nuevamente discúlpame que lo diga pero nunca llegara alguien a la puerta de su casa con una varita mágica a solucionarle la vida, los problemas o lo que sea que tenga o necesite para que usted sea feliz.

La felicidad no tiene nada que ver con grado académico, profesión, cantidades económicas, nada de eso…  la felicidad no es cuantificable.  La felicidad se construye con los recuerdos agradables que tenemos de los lugares y de las personas, cuando disfrutamos estar en un lugar o cuando disfrutamos compartir algo de nosotros con alguien más, ahí es donde comienza la felicidad interior. La felicidad tiene que ver con la manera en que concebimos las cosas, de cómo manejamos nuestras decisiones, de lo que hacemos segundo a segundo por lograr alcanzar aquello que queremos.

Hace unas semanas en un programa de radio escuche que la felicidad es un estado de tranquilidad y paz mental tanto consigo mismo y con los demás. Siendo honesto quiero quedarme con dicha definición ya que la felicidad depende de cada uno de nosotros de nuestra idea de felicidad y de nuestros medios para poder conseguirla.

Ahora bien si no hay una receta ni fórmula mágica para la felicidad, si hay algunas cosas que nos ayudan a ser mejores, que nos pueden ayudar a llevar una vida más tranquila, sin preocupaciones, ser un poco más alivianados y por qué no. A llevarnos la vida un poco más como a mí me gusta llamarla “Hakuna matata…” poder sonreír y ser un poco más felices.

Ahora si usted ya encontró  a la felicidad, está por conseguirla o continua aun en la furtiva búsqueda. Por qué no ayudar a los demás, compartir un poco de lo que tenemos, de lo que sabemos, ayudar  y esperar a que lo que sembremos en los demás más temprano que tarde sea cosechado a nuestro favor.

¿Para ti que es la felicidad?
¿Qué haces tú para alcanzar tu propia felicidad?
¿Que son las cosas que te hacen felices?

Me gustaría oír tu opinión. Por favor escribe a: think.ger.think@hotmail.es , deja tu comentario en mi blog. O en mi twitter: http://twitter.com/thinkger Si te gusto esto, no olvides calificarlo y/o recomendar este blog a quien crees que le guste o le pueda servir de algo. Tambien puedes unirte a mi grupo en facebook: Blog ThinkGer

Soy Positivo


“La libertad no es una filosofía y ni siquiera es una idea: es un movimiento de la conciencia que  nos leva, en ciertos momentos, a pronunciar dos monosílabos: Sí o No. En su brevedad instantánea, como a la luz del relámpago, se dibuja el signo contradictorio de la naturaleza humana.”

(Octavio Paz, La otra voz).

“La vida de hombre no puede “ser vivida” repitiendo los patrones de su especie; es él mismo – cada uno – quien debe vivir.”

(Erich Fromm, Ética y psicoanálisis).

Hace algunos meses cuando publique a un amigo una reflexión acerca de “Los cuatro acuerdos de la sabiduría tolteca” tuve una pequeña discusión con uno de sus amigos, por que argumentaba que yo era demasiado optimista y vivía en un mundo color de rosa.

Hace algunas semanas al escribir una columna en mi blog, tuve también una discusión similar con un lector que argumentaba que yo no quería darme cuenta de la realidad que estaba ocurriendo allá afuera.

Hace unos días al escombrar mi habitación encontré este escrito que hice hace ya bastante tiempo y ni siquiera recordaba.

Esto lo dedico a esas dos personas… señoras y señores este escrito es para ustedes.

Y aclaro, no vivo en un mundo de rosa ni alejado de la realidad. Solo me gusta enfocar las cosas desde otra perspectiva.

Soy Gerardo y soy optimista.

Soy optimista porque sinceramente creo que es demasiado fácil enojarse por todo. Porque creo que cuando  piensas demasiado en algo esto termina tarde o temprano volviéndose realidad. Y honestamente prefiero creer en un utópico mundo donde todo sea posible a pensar que el mundo es cada día peor de lo que fue ayer.

Soy positivo, porque creo que lo que es lo que le hace falta a este mundo. Y aunque por el momento pensemos que los que queremos el bien para nuestro país, somos minoría. Sé que algún día la luz terminara deslumbrando todo, aun en la oscuridad.

Soy positivo porque prefiero levantarme,  sonreír y aprender ante los problemas. Que ponerme a llorar y quejarme con todo el mundo esperando causar lastima para que otros me ayuden.

Soy optimista porque sé que aunque a veces las cosas no salgan como deseo, al final todo es un constante aprendizaje y tiene alguna razón de ser, aunque esta me sea
desconocida.

Soy optimista porque sé que cuando alguien está triste y deprimido siempre preferirá recurrir a alguien que sepa escucharlo, que lo consuele, lo aconseje y siembre en él una semilla de esperanza.

Porque la esperanza combinada junto con la acción, pueden cambiar todo basta con primero creerlo e inmediatamente comenzar a intentarlo hasta lograrlo.

Soy optimista porque para que buscarle un pero a todo, juzgar a los demás, estar de mal humor, gritar y enojarse por todo es demasiado fácil. Yo prefiero ayudar, bendecir y agradecer en medida de mis posibilidades a quienes me lo soliciten.

No soy un gurú, un santo, un profeta  y mucho menos alguien que pueda cambiar este mundo. Solo soy yo… Una persona común que tiene una parte espiritual encerrada en un recipiente llamado cuerpo.

No he venido a enseñar nada a nadie, de hecho el propósito y la intención de que me encuentre aún con vida el día de hoy es porque sé que aún me falta demasiado por aprender, corregir, destruir, reinventar, generar, co-crear, madurar y cambiar… Porque el cambio es lo único constante en esta vida.

Lo poco que conozco intento compartirlo con los demás si llega a servirles en algún momento de su vida, que bueno. Si no es así, ni modo. Pero reitero que no pretendo cambiar a nadie, ni adentrarlo dentro de mis propias creencias. Cada quien tiene un
libre albedrío y así mismo cada uno viene a aprender cosas distintas.

Tal vez este loco, tal vez este soñando, tal vez merezca ser condenado y encerrado en un manicomio por no ser realista. Pero por el momento estoy libre, tengo vida, soy dueño de mis sentidos, de mis actos, de mis emociones… y preferiría morir con los brazos abiertos por ayudar a alguien más que morir no solamente con los brazos, sino con los puños, los ojos y el corazón cerrados.

Igual y parezco burdo, infantil… Pero son mis creencias y es mi elección creer, querer y ser como soy. Y como tal merezco ser respetado como cualquier otra persona.

Al final de cuentas cada quien es libre de lo que quiere creer… según su nivel de CONCIENCIA.

Gerardo Mendoza Santaolalla

Me gustaria oir tu opinion. Por favor escribre a: think.ger.think@hotmail.es o deja tu comentario en mi blog. O en mi twitter: http://twitter.com/thinkger

2 DE OCTUBRE: NO LO OLVIDES


Hablar de los años 60’s es hablar de muchas cosas: guerras, revoluciones, flor power, hippies, LSD, peace and love, rock and roll, conciertos, musica, rebelión…
Pero, ¿Que es lo primero que se te viene a la mente cuando te mencionan la siguiente frase? México 1968.

Lo primero que se le viene a la mente a la mayoria de personas es la masacre del 2 de octubre en Tlatelolco y no las olimpiadas ocurridas en ese mismo año en el pais.

A pesar de que ha sido suprimida de la mayor canditdad de libros de historia de educacion primaria y secundaria. El 68 no se olvida, aunque corre un gran riesgo de desaparecer.

Los padres del movimiento del 68; es decir todas aquellas personas que vivieron los hechos, y que son fuentes de primera mano poco a poco han ido
perdiendose, disolviendose…  algunos de ellos los que sobrevivieron a los sucesos de Tlatelolco han ido perdiendo fuerzas poco a poco con el paso del tiempo, conservando los ideales y las memorias de aquella epoca, son mas ricos en experiencia, pero muy debiles en cuanto a juventud.

Los hijos del 68 aquellos quiene no vivieron el 68 pero crecieron conociendo la historia todavia fresca de quienes vivieron el movimiento. Los hijos aprendieron a quedarse callados, a vivir con miedo, a no aprender a manifestarse por miedo a sufrir en carne propia la represion de aquellos quienes perdieron algo mas que las esperanzas, las ilusiones y los ideales en el campo de batalla.

Los nietos del 68 crecimos con una nube cegadroa de informacion. Por un lado tenemos la memoria de aquellos quienes nos relataron en voz propia lo ocurrido ese dia en tlatelolco, pero por otro lado tenemos la mala y trasquiversada informacion que nos infundieron los medios de comunicacion por todos lados. Y para cerrar el circulo tambien tenemos a los otros nietos del 68, quienes cada 2 de octubre aprovechan el movimiendo solemnte y conmemorativo de la marcha para cometer actos de delincuencia y vandalismo, que no tienen nada que ver con los ideales originales del 68.

Los bisnietos del 68… por que aunque ud no lo crea el 68 ya tiene bisnietos.  Han crecido en un mundo globalizado, influido de medios y tecnologia por todos lados, llenos de fuentes de informacion pero tambien donde la misma ha sido muy manpulada y trasquiversada. Al hecho de que auqnue cuentan con los libros, diarios, internet, noticieros, todo al alcanze de la mano y con solo teclear unas cuantas palabras frente al monitor… No conocen nada de lo que ocurrio hace 43 años en su pais, y eso incluye las olimpiadas. Por que el 68 fue suprimido de los libros de texto incluyendo tanbien que fueran eliminadas las olimpiadas.
Es más a los bisnietos del 68 ni siqueira les interesa lo que ocurrio en la nacion en aquellos años.

Lo peor de todo esto es que como bien dice un dicho “Aquel pais que no conoce su historia corre el resgo de repetirla…”

Hoy lo  que nos queda de aquellos dias del  68 son solo recuerdos, ideales, memorias, fotografias, articulos, un sin fin de cosas que cada año salen a la luz que nos muestran la misma historia una y otra vez desde distintas perspectivas, la misma historia que no cambia. Al igual un juicio que nunca terminara declarando culpable al causante de tal masacre.

2 DE OCTUBRE: NO LO OLVIDES

2 de Octubre


Tanquetes sobre el asfalto de la nueva Tenochtitlàn,

mientras a lo lejos se ven el enfilar de un ejercito de hormigas verdes

que van abriéndose paso al unisono de sus pasos

con ballonetas y escopetas en las manos

se escuchan preparándose para atacar…

2 de octubre 16:10 horas

un mitin más

para lograr esa revolución de paz,

una bengala verde estalla en el firmamento

desde el cielo hasta el suelo

anunciando como se cayeron nuestras esperanzas y anhelos…

Una bengala roja se ve en el cielo,

presagiando la sangre que caera

antes de que la lluvia limpie la ciudad,

Algo va a cambiar… todos pueden sentirlo

Todo va a cambiar… nadie puede detenerlo

Una voz que anuncia que esto se acabo

otra voz indica que no nos retiremos

una bala se escucha disparar

después de esta cientos mas se dejan caer sobre la plaza

Veo a la gente correr, gritar… ( yo, corro y veo)

veo como los proyectiles se impactan en los cuerpos (yo, corro y veo)

haciéndolos caer sin vida

madres , hermanos, niños, transeúntes… estudiantes, padres, trabajadores, jóvenes, adultos…

Una anciana posada en medio de las 3 culturas

con una “V” de la victoria izada cual bandera

entre una lluvia de plomo que cae sobre Tlatelolco

su cuerpo ha sido atravezado pero ella sigue en pie,

mientras su cuerpo se va derrumbando

como un viejo árbol que ha sido talado…

Corro queriendo escapar

intentando salvar a alguien que ya no recuerdo

algo atraviesa el lado izquierdo de mi pecho

y caigo al suelo

¿estoy vivo o muerto?

¿estoy dormido o despierto?

Desgraciadamente es la vida real

siento algo caer sobre mi espalda

es el cadáver de alguien más

siento como un calor se me escapa

mientras un frio invade mi ser

poco a poco me voy perdiendo

como si mi cuerpo tuviera sueño…

Veo como Tlaloc se deja caer sobre este lugar

Cierro mis ojos y no recuerdo nada mas…

Me despierto muchos años despues.

Gerardo Mendoza Santaolalla

28. Junio. 07

15:49

Los impulsos


“Voy tratando decambiar mis impulsos sobre ti…
y no voy a permitir que me traicione el corazón”
Aleks Syntek

Hace unos días  en plenaclase de biología estábamos a punto de comenzar a realizar una practica delaboratorio con restos de carne de varios tipos, en un arranque impulsivo se me ocurrió jugarle una broma a una amiga, todo esto sin analizar las consecuencias de mi broma. Obvio a mi amiga no le hizo mucha gracia mi broma…

Ahora… imagina que estas de lo más tranquilo, haciendo lo que más te gusta hacer, acostado o echado en el sofá viendo la televisión un día cualquiera a una hora cualquiera…

En un instante después te dan unas tremendas ganas de hacer algo, en tus entrañas sientes un irrefrenable deseo que te invade, te carcome, Así que sin mas, vas y lo haces… sin pensar en las consecuencias, actuando por impulso,actuando sin pensar, viendo sin ver.

Y listo lo haces. Te sientes feliz, satisfecho y tranquilo por haber echo eso que habías tenido demasiadas ganas de hacer…

Un instante después te das cuenta que eso que hiciste, trajo consecuencias,  no muy agradable por cierto,  ni para ti,  tu imagen, y mucho menos para alguien más que se sintió ofendido por el acto que acabaste de cometer solo por que tuviste ganas y no fuiste capaz de refrenar tus impulsos, o mínimo de pensar un poco mas a futuro en las consecuencias de tus actos…

¿Te ha pasado algo similar?

Desde el momento que nacemos y hasta que morimos somos seres impulsivos: cuando nacemos somos curiosos, y estamos habidos de experimenta ya prender acerca de este nuevo mundo en el que estamos… Y cual es la mejor forma de conocer este mundo, pues a través de experimentar sensaciones. Es así como poco a poco vamos conociendo el entorno que nos rodea y en el cual nos desarrollamos.

Cuando pasamos a la infancia temprana continuamos siendo inexpertos, conocemos solo una parte del mundo, lo demás nos es desconocido. Es por eso que en la guardería, preescolar y primaria uno de los métodos de enseñanza hacia los niños es a través de los juegos, las dinámicas, la interacción y los sistemas lúdicos. Por que es en el modo de diversión cuando el infante se abre al aprendizaje, procesa más rápido la información y la acepta.

En la adolescencia es todavía mucho peor, ya que esta etapa es  dejamos de ser “niños” para convertirnos en adultos… es allí donde al parecer se muestran mas nuestros impulsos, ya que durante esa etapa nos convertimos en personas vulnerables debido que no medimos las consecuencia de nuestros actos, experimentamos la rebeldía, la contradicción, revaloramos las creencias con las que hemos crecido, nos volvemos influenciables, inseguros, mientras que estamos en un constante descubrir y querer experimentar nuevas experiencias, sensaciones, percepciones, opiniones… es una etapa llena de impulsos, impulsos y mas impulsos al ciento por ciento.

Después viene la etapa adulta, donde nos volvemos un poco mas “consientes”, “maduros”; y aprendemos a “parar nuestros impulsos” “analizando” nuestras acciones y sus efectos secundarios (todo esto lo  puse entre comillas por que  dudo mucho que así suceda ya que muchos adultos aun no aprenden a controlarse y se comportan peor que niños o adolescentes en cuanto a cuestión de aprender a moderarnos se refiere). Pero por fortuna existe dentro de nosotros una pequeñisisisisima voz (en algunas personas es mas pequeña que en otras y por ende la escuchan menos), que nace desde los adentros y nos dice: “Compórtate cabrón, ya no puedes hacer esto o cometer tal estupidez, ya no eres un niño, reacciona.”

Por ultimo viene la vejez, aquella etapa tan incierta para todos ya que no sabremos si llegaremos a ella o no. Desde mi particular punto de vista es en esta etapa donde por fin aprendemos a frenar y poner limites en nuestra vida, donde ya no actuamos instintivamente, donde aprendemos a discernir lo que  nos conviene y lo que nos hace daño, las consecuencias de nuestros actos.

Es tan paradójico que en una etapa en donde ya paso casi la mitad de tu vida es cuando adquirimos la inteligencia emociona, madurez y experiencia  para aprender a vivir y disfrutar nuestra vida, haciendo lo que mas nos gusta pero al mismo tiempo razonando las consecuencias de nuestros actos. Cuando podríamos aprenderlo desde  este  momento y disfrutar mas  el resto de tiempo que nos quede sobre este
planeta.

Citando una frase de la película Efectos Secundarios: “En el fondo no hay nada que hacer. Siempre tendrás 18, por que eres joven solo una vez… pero inmaduro para siempre.”

Gerardo M. Santaolalla
Seotiembre 2011

Y tú…
¿Eres impulsivo?
¿Te resulta sencillo??
¿Sabes como controlar tus impulsos?

Próximamente:

“Tres historias de amor y una reflexión desesperada…”