Viaje en metro sin pantalones


Lista de cosas por hacer…

☑ 49.- Viajar sin pantalones en el metro

 

 

Mucho les he escrito y/o hablado sobre el atreverse a hacer las cosas que uno desea, ya que mas que un impulso siempre he manejado algo que dijo alguna vez Oscar Wilde: “La única manera de vencer la tentación es cayendo en ella”. Ya que desde mi punto de vista  general la gente siempre se lamenta más de todas aquellas cosas que no hizo, que de aquellas que se atrevió a hacer.

Hace un año se realizo por primera vez en la ciudad de México el evento “Viaje en metro sin pantalones” pero me entere demasiado tarde y no pude asistir. La idea original fue iniciada en la ciudad de Nueva York como una manera de romper con los convencionalismos a los que estamos acostumbrados. No tiene ningún fin altruista, no tiene una causa, no tiene una finalidad ni misión más allá que la de numero uno romper con aquello a lo que estamos acostumbrados y numero dos causar reacciones.

El evento en México esta organizado por el grupo Flashmob México. El cual ya ha organizado otros performances (o misiones como ellos prefieren llamarlos) con anterioridad, de los cuales yo he tenido la oportunidad de participar como agente en una ocasión.

Por lo general el viaje en metro sin pantalones se hace en las primeras semanas de enero de cada año.

El 1ero de enero mientras revisaba el correo en casa de mi amiga Cecilia leí la convocatoria del evento y le di aceptar. E inmediatamente y durante una semana  convoque a mis conocidos y amigos para que asistieran junto conmigo y se dieran la oportunidad de vivir la experiencia juntos. Al final nadie confirmo su asistencia a dicho evento. Pero no por eso estaba dispuesto a perderme la oportunidad de vivir la experiencia y hacer algo que desde hace un año tenia ganas de realizar.

El día sábado seleccione el recorrido que realizaría (había tres diferentes rutas, Insurgentes, Auditorio y Revolución) termine optando por la ultima. Desde la noche escogí que ropa llevaría (opte por una camisa negra, boxer ajustados negros, calcetines verdes y tenis verdes) estaba plenamente convencido en que si iba a llevar algo que llamara la atención en mi “vestimenta”  serian mis calcetines para que la gente se fijara en mis pies.

Domingo por la mañana me levante, me bañe, desayune  y me prepare para dirigirme al monumento a la revolución para realizar un recorrido en calzones. Debo de admitir que ya se me había echo bastante tarde para salir de mi casa (para variar) ya que la cita de reunión era a las 11:30am. Pero por uno de esos azares del destino el respectivo autobús que tome y el tren de metro en el que viaje se fueron rapidísimo y llegue puntual.

Una vez en el monumento nos dieron las instrucciones de cómo se realizaría el recorrido, teníamos que conformarnos en grupos de doce personas. Así que busque algún chavo que estuviera solo y lo encontré (bueno por lo menos ya éramos dos), nos faltaban solo diez mas, no nos costo nada de trabajo unirnos a una familia completa donde la madre, el esposo, y dos de sus hijos y hasta el tío estaban dispuestos a participar. Después se unió al grupo una pareja, dos amigos que venían solos y un señor que iba acompañado por su hijo (pero el niño no iba a participar) 12 en total,  ya estábamos completos.

Siguiente instrucción, Inventar una excusa. Si alguien nos preguntaba por que estábamos sin pantalones o acerca de que protestábamos cada uno debía de tener una excusa (la mía fue “le regale mis pantalones a un vagabundo). Teníamos que actuar como si no pasara nada, podíamos oír música, leer el periódico, ver un libro, lo que fuera pero lo más importante era no llamar la atención.

Nos indicaron que nos enumeráramos del uno al cuatro, en total por grupo había tres numero uno, tres dos, etc.… (Me toco ser 3). Los unos se quitarían los pantalones al cerrarse la puerta de la primera estación establecida en la ruta y antes de llegar a la segunda (hidalgo), nos bajaríamos y tomaríamos el tren posterior al que nos subimos. Y así hasta terminar el recorrido. Los participantes tendrían solo el intervalo de una estación para despojarse de sus respectivos pantalones y guardarlos en su mochila.

Por ultimo nos indicaron durante que numero de vagón tendríamos que viajar durante todo el recorrido. En total eran 9 equipos de 12 integrantes. La intención era que a pesar de los transbordes siempre hubiera un vagón con gente sin pantalones y que aunque se bajaran unos otros abordaran.

Caminamos hacia la estación del metro Revolución y descendimos al andén esperando al tren que seria cómplice de nuestra misión. Lo abordamos y llego el turno de los unos, yo fingía leer un libro pero no pude pasar desapercibida las reacciones que hacia la gente al ver que alguien se quitaba los pantalones. Llegamos a la estación Hidalgo, descendimos y abordamos el tren siguiente, los números dos hicieron lo que les correspondía hacer, descendimos todos del tren y abordamos el tren contiguo. Estando en la estación del metro Juárez llego mi momento antes de que llegara el tren me temblaban las rodillas, el tren abrió sus puertas entramos, me acomode lo mas cercano a la puerta y comencé a desabrocharme el pantalón, bajarme los pantalones, quitármelos y guardarlos en la mochila. Listo ahí estaba yo exhibiendo mis delgadas piernas entre la estación Juárez y Balderas. Transbordamos hacia la línea uno y mis piernas temblaban ahora no de nervios sino del frío que sentían al estar descubiertos.

Continuamos el trayecto abordando trenes, descendiendo, volviendo a abordar… he de admitir que el momento en que la gente se saca de onda es cuando te estas quitando los pantalones. Una vez que ya no los llevas puestos solo hay algunas miradas sorprendidas, otras reclamando, otras juzgando y algunas mas mirando hacia otro lado haciendo de cuenta que tú no existes… el punto estaba cumplido. Causar reacciones la misión estaba cumplida.

Llegamos a zócalo, salimos de la estación, algunas personas se daban cuenta de los calzonudos que salían del metro, otros mas estaban tan ocupados en sus pensamientos que no prestaban atención en lo que pasaba entre la multitud.

Una vez al llegar al zócalo se armo un desmadre de fiesta por haber concluido la misión, un grupo de chavos en calzones que llevaban una bocina con música a todo lo que da dio una vuelta alrededor de la plancha del zócalo exclamando a gritos “no a la represión” nombre para ellos pareciera ser que el América hubiera ganado la final de temporada.

Como todo agente de Flashmob que haya participado con anterioridad sabe, un agente se separa del grupo una vez concluida la misión y desaparece como si nada hubiera pasado. Así hice lo mismo, me puse mis jeans blancos, me despedí de mis compañeros de misión y me perdí caminando a un costado de palacio nacional para perderme entre las calles y dar una visita a algún museo.

Si mi primera experiencia solo no estuvo nada mal, espero el próximo año poder ir acompañado. Descubrí que si te da pena mostrar tu cara puedes usar mascara (incluso habían dos chavos que llevaban una caja de cartón con forma de carita), también le puedes meter creatividad al asunto…

Para concluir quisiera decirles que si simplemente han tenido ganas de participar en este movimiento o en cualquier otro que se sientan identificado inténtelo, experimenten, la experiencia y sensación que les queda al final habrá echo que valga la pena. (Si alguno de ustedes esta interesado en  inscribirse en Flashmob México puede hacerlo en la pagina: www.flashmobmexico.com.mx y si lo desea podemos encontrarnos en alguna misión en caso que no tengan con quien ir). Yo por mi parte estate al pendiente en la espera de la siguiente misión.

Me gustaría oír tu opinión. Por favor escribe a: think.ger.think@hotmail.es, deja tu comentario en mi blog. O en mi twitter: http://twitter.com/thinkger Si te gusto esto, no olvides calificarlo y/o recomendar este blog a quien crees que le guste o le pueda servir de algo.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. abraxianjp
    Ene 11, 2012 @ 15:15:08

    1) Que piernas tan flacas jaja
    2) Interesante experiencia aunque un poco rara de ir vagando de vagón en vagón
    3) Espero poder ir al siguiente 😉

    Saludos

    Responder

    • ThinkGer
      Ene 11, 2012 @ 22:06:14

      jajajaja…. Gracias por el comentario lo tomare en cuenta.

      1) espero aprender a andar en bicicleta para poner mis piernas en forma para el proximo viaje en metro sin pantalones.
      2) Es poco comun, pero creeme que rapido te acostumbras a estar sin ellos y ya no te los quieres poner. Lo dificil es quitartelos en 2 minutos, dentro de un vagon andando y con toda esa gente enfrente. Despues hasta se te olvida que no traes.
      3) Vale, cuando gustes animarte a un evento de Flashmob ten por seguro que estare hai y podemos ir juntos.

      ¡¡¡ Un abrazo abraxianjp !!!!

      Responder

¿Qué estas pensando?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: